Miracle Rogue

¿Hay esperanza para Miracle Rogue después del nerf?

Hace unos días hablábamos de los nuevos cambios a Leeroy Jenkins en un artículo que comenzó como un rumor pero rápidamente devino una realidad. En aquel entonces, hablábamos sobre el impacto que tendría el nerf a una de las cartas emblemáticas de Miracle Rogue, así como ser su principal condición de victoria. Hoy, vamos a comentar cuál es el futuro de uno de los mazos más representativos y amados del metajuego de Hearthstone.
Miracle Rogue es uno de los arquetipos más antiguos y de los favoritos para trepar la ladder
Cuando la estrategia vio su génesis, hace meses ya, tenía un plan trazado: Jugar 2x Paso de las Sombras en Leeroy Jenkins para arrear 18 daños por 8 manás al rival, algo que ya de por sí podía ser mortal por solamente 8 cristales. Si lo sumamos a la gran capacidad de burst que posee Pícaro en forma de Eviscerar, Sangre Fría y demás, estamos hablando de un OTK en toda regla. A pesar de que la baraja cuenta con alternativas como Edwin VanCleef o los Agentes del VI:7, la mayoría del daño yacía en la legendaria neutral.

No obstante, el aumento al coste de maná hace que el combo de Miracle Rogue no sea posible. Ahora, al costar 5, necesitamos 11 manás para hacer los mencionados 18 daños, dejándolo en una imposibilidad. ¿Acaso esto significa que el avenir de la baraja es imposible? Analicemos lo que puede llegar a ocurrir con el arquetipo.

Valeera

Difícil pero no imposible

La realidad es que en el pasado ya había versiones de Miracle Rogue sin Leeroy Jenkins. Estas listas gravitaban alrededor de otras condiciones de victoria, principalmente Malygos. Sin embargo, estas listas probaron ser menos eficaces que las que usaban al 6/2 Cargar como finisher. Ese es el motivo, quizás, detrás del desuso de las condiciones de victoria paralelas.

Ahora no tenemos otra opción que buscar otra solución al problema que se nos presenta: Leeroy no estará más y, si queremos seguir haciendo milagros, tendremos que buscar en el baúl de los recuerdos para reflotar viejas estrategias. Empecemos con Malygos.

Malygos, o cómo freír a tu rival con hechizos

El dragón legendario es especialista en cocinar a sus oponentes por medio de hechizos. No obstante, al costar 9 manás, su potencial reside en utilizar Embozo o Preparación para encarar la victoria. Es verdad que Embozo representa algo muy importante para la estrategia. El único inconveniente es que tarda muchos turnos en matar. Estamos hablando de turno 11, cuando la versión con Leeroy lo hace en, promedio, turno 9. Esto abre que estrategias agresivas puedan aprovechar estos turnos adicionales para rematarnos. Por su parte, las Preparaciones y los Embozos también los queremos utilizar con los Subastadores de Gadgetzan, por lo que esas cartas estarán un poco sobrecargadas de trabajo.

Todas estas circunstancias hacen que esta variante de Miracle Rogue pierda mucho poder con respecto a las versiones con Leeroy como finisher. Pero, ¿tenemos alguna alternativa a esta disyuntiva? Parece que un jugador que clasificó para la segunda fase del clasificatorio para la BlizzCon sí que la tiene.

Leeroy Jenkins

Obrando el milagro de manera justa

Miracle Rogue nunca se consideró una baraja justa en muchos aspectos. Gana abusando de una serie de combinaciones absurdas con el Subastador de Gadgetzan y Leeroy Jenkins. Entonces, ¿por qué digo que obra el milagro de manera justa? Es bastante simple: esta lista se basa en bajar esbirros que desbordan value pero tiene que lograr la victoria a lo largo de múltiples turnos. Como cualquier otra baraja de Hearthstone, vamos.

Como veis, este mazo cuenta con uno de los MVPs del momento: Eructador de Lodo. Este esbirro que trajo la Maldición de Naxxramas es protagonista Miracle Rogue ha dejado de lado el aspecto OTK en una nueva evolución más justa y progresivaen muchas listas del metajuego actual. La gran ventaja y protección que aporta hace que hasta barajas como Miracle Rogue decidan dedicarle dos slots en sus listas. Pero no es la única carta presenta que proviene de la primera aventura de Hearthstone. El omnipresente Loatheb está ahí también para detener a propios y extraños. Huelga explicar por qué este esbirro se juega en prácticamente todas las barajas. Su relevancia es tan grande que rápidamente los jugadores se dieron cuenta que la curva de poder de la carta estaba muy por encima de la media.

El resto de la estructura es bastante similar a otras barajas Miracle Rogue. Carta arriba, carta abajo, la base es muy similar. La gran diferencia, tal vez, es la inclusión obligada de 2 Sangre fría. La falta de explosividad que tiene por defecto esta lista hace que este hechizo sea de vital importancia para sorprender a nuestros contrincantes. Si sumamos a esta ecuación que muchos de nuestros bichos son persistentes por sí mismos o gracias a nuestros hechizos, el cóctel está servido.

Conclusión

A pesar de los apocalípticos de siempre que crucificaron Miracle Rogue sin siquiera probar nuevas estrategias, la baraja parece que seguirá pululando en el metajuego de Hearthstone. Si bien no contará con toda su artillería, el mazo aún será una parte activa e importante del metajuego. La baja de Leeroy Jenkins bajará su nivel, qué duda cabe, y tendrá la sepultura que una leyenda del Hearthstone merita. Pero esto no representa una muerte perenne sino una nueva evolución con vistas al nuevo horizonte que se despliega delante de nosotros. Valeera siempre ha probado ser muy buenas para los cambios. Veremos qué tal se le da éste.