Así es el metagame para la 6º temporada de Hearthstone (I)

Todas las temporadas de Hearthstone comienzan con un metagame bastante estable. El ritmo es frenético ya que los jugadores optan por barajas agresivas que acaban las partidas rápidas, algo basado en el fundamento instaurado que mientras más partidas juguemos, más rápido subiremos. Por este motivo, los mazos más usados por la comunidad para comenzar cualquier temporada de Clasificatorias suelen ser Zoo, Miracle Rogue o Cazador Midrange. Aunque por supuesto que hay otros pugilistas en el ring.

Por ello, vamos a hablar de las clases de Hearthstone y de las mejores barajas de cada una. Hoy os traemos las cuatro primeras: Sacerdote, Chamán, Paladín y Guerrero. Podéis encontrar el resto de barajas en el siguiente artículo sobre el metagame

Sacerdote

metagame 6 temporada Hearthstone

Lista de muestra: Amaz en VGVN #2

Con la llegada de Naxxramas, Anduin irrumpió violentamente en el metajuego. Los esbirros de bajo coste con alta resistencia han resultado ser todo un baluarte para la clase. Una pieza importante en el puzzle de Sacerdote es la inclusión de Loatheb, que ofrece un arma importante para combatir a Miracle Rogue, uno de los némesis de la clase y de las barajas más populares.

El espectrograma de posibilidades que proyectó el prisma de Naxxramas resultó ser muy amplio para Anduin. Incluso se comenzó a jugar un arquetipo agresivo con la nueva carta de clase como protagonista, algo impensado hace unos pocos meses.

Chamán

metagame 6 temporada Hearthstone

Lista de muestra: Trump en VGVN #2

Algunos sugieren que Thrall es la mejor clase del juego. Es completamente entendible por diferentes motivos: es sin duda la clase más polivalente del juego y cuenta con buenas herramientas para defenderse de un metajuego donde el Último Aliento es actor protagónico, así como también puede abusar mejor que nadie esa temática. Poderosos sweepers, buen removal barato y buenos esbirros. Un cóctel molotov que es la fórmula para el éxito.

No obstante, el enemigo número uno de la clase es una carta que nos encontraremos en un 40% de las partidas que juguemos en ladder: Soltad a los perros. La realidad es que Thrall genera múltiples esbirros para potenciar su control de mesa, algo que Rexxar abusa por medio de una carta. La popularidad abrumadora de Cazador ahora mismo en las Clasificatorias hace a Thrall una clase prácticamente injugable, aunque en torneo sigue siendo una de las mejores opciones por la pluralidad de sus estrategias y el enorme abanico de herramientas que ofrece para contrarrestar muchas barajas.

Paladín

metagame 6 temporada Hearthstone

Lista de muestra: ThijsNL en el DKMR Invitational

Uther aqueja del mismo problema que Thrall: invocar un esbirro como pasiva, habilitando Soltad a los Perros, una de las cartas más jugadas en el metajuego actual. Sumado a que un 1/1 por 2 no atrae mucho, no extraña que Paladín sea jugado sólo por una minoría en Ladder. Además de eso, las partidas suelen ser lentas ya que la clase tiene herramientas que conducen más a una victoria por desgaste que por la vía rápida.

La clase dista mucho de ser débil ya que cuenta con herramientas para contrarrestar prácticamente todo lo que le echen delante. Sin embargo, la lentitud detrás de su juego hace que ganar tarde mucho y el grindeo sea tedioso, razón suficiente para que muchos jugadores opten por opciones más rápidas y fáciles de jugar.

Guerrero

metagame 6 temporada Hearthstone

Lista de muestra: Hyped en el VGVN #2

Guerrero Control sigue siendo esa fortaleza en la que todos buscan cobijo cuando quieren ir a por algo seguro. A pesar de que Zoo, una de las barajas más populares, es uno de sus peores emparejamientos, Garrosh ha encontrado la manera de combatirla con las nuevas cartas de la Maldición de Naxxramas. Eructador de Lodo y Necrófago Inestable han probado ser armas tremendamente efectivas contra Zoo y otras barajas agresivas que podían coger a contrapié a un mazo cuya velocidad no es uno de sus puntos fuertes.

La mazmorra de Kel’thuzad, como decíamos, trajo cartas que la Forjadora de Armaduras y compañía han abrazado con entusiasmo. Los pilotos de esta baraja buscan constantemente nuevas cartas que rompen el juego (generalmente legendarias) para integrar en sus listas. A veces funcionan, a veces no, pero lo que está claro es que las barajas más lentas como Cazador Midrange, Miracle Rogue o Druida Ramp pueden encontrar problemas para acabar la partida cuando Garrosh comienza a acumular montones de armadura. El punto negativo de esta estrategia es la misma que con muchas otras que hemos barajado aquí: la lentitud del grindeo lleva a una exasperación por parte de los jugadores, haciendo que subir escalafones sea tremendamente complicado y latoso.