Riot cambia los requisitos de residencia y las normas de traslado de jugadores

League of Legends mueve sus fichas y sus reglas competitivas para los equipos y quiere que estos se muevan con el. Qué remedio. Riot Games introducirá una nueva política de movimiento de jugadores que ha sido coordinada de manera independiente por la mayoría de las ligas profesionales de las regiones.

Esta política tiene como rasgo más destacado el establecimiento de unos nuevos requerimientos de residencia a nivel regional para los jugadores de los equipos de Estados Unidos y Europa, válidos para el torneo de Expansión y la LCS.

Una medida que conjuga equilibrio y diversidad para los equipos.

Lo que el LoL busca es equilibrar el origen de los jugadores de los equipos: por un lado mantenerlos abiertos a miembros de otros países para enriquecer culturalmente y hacer más global el fenómeno y por otro asegurarse que son lo suficientemente “locales” (deberán acreditar un tiempo de residencia suficientemente contrastado) como para no frenar el desarrollo de campeones de cada uno de los lugares de origen de las escuadras. Se trata también de incentivar las comunidades locales.

Para que nos entendamos: ni equipos profesionales de Talavera de la Reina con 5 coreanos en sus filas ni toda la peña de amigos del pueblo compitiendo con el traje regional. Una medida inteligente para lograr ese equilibrio que puede impulsar aún más el juego y que está enfocada a la LCS y al torneo de expansión, pero que no afecta a los jugadores extracomunitarios que ya estaban.

Los cambios afectan sobre todo a Norteamérica y Europa

Así, al menos 3 jugadores de cada equipo deberán cumplir estos requisitos, mientras que las dos plazas restantes podrán ser para profesionales de otras procedencias. Está nueva política será ya implementada en las ligas de Norte América, Europa, China, Corea y Sudeste asiático, mientras que las restantes, como la de Turquía o la de Latinoamérica aún están debatiendo la medida.

Además habrá las siguientes excepciones para aquellos equipos que no cumplan de base esos requerimientos, con el objetivo de que no se queden fuera:

  • Han empezado a competir en un equipo LCS este año.
  • Es un actual miembro activo de un equipo de la LCS.
  • Comenzó en un equipo de las Challenger Series en la edición de verano de las Series Challenger y de ahí en adelante.
  • Son titulares en un equipo que participa en el torneo de promoción de verano de League of Legends.

Los jugadores no residentes que cumplan al menos una de estas excepciones serán considerados como residentes. Las fechas, formato y estructura del torneo de expansión se darán a conocer también la próxima semana junto con todos los detalles de esta nueva politica de Riot Games con los jugadores profesionales de sus regiones. De momento a partir del día 9 de septiembre tenemos el LCS Promotion en el que sabremos que equipos acudirán al torneo de expansión.

¿Funcionará en el sentido que busca Riot Games esta reforma de los equipos? Puede funcionar, pero seguro que estará trastocando los planes de muchos. ¿Qué opináis al respecto?