Hearthstone

Hearthstone es ahora el juego más grande de Blizzard

Hearthstone acaba de destronar a World of Warcraft como juego más popular de la célebre Blizzard Entertainment. Con la friolera de más de 20 millones de jugadores, el juego de cartas digital de la empresa americana ha sobrepasado los más de 12 millones de cuentas que llegó a tener World of Warcraft en su época dorada, aunque ahora ya no es ni la sombra de lo que fue luego de la gran sangría de jugadores que sufrió.

La aventurera apuesta de un diminuto equipo de desarrollo se les fue de las mano incluso durante la fase Beta, donde no esperaban que los jugadores ya organizaran torneos y fueran forjando el juego de cartas en un eSports que a día de hoy cosecha una plétora de pasiones alrededor del globo terráqueo. Desde gente que juega para divertirse hasta los más competitivos de los jugadores, la comunidad que se ha formado alrededor de Hearthstone es tremendamente variopinta. Ahora, entes de referencia en los deportes electrónicos están detrás de la competición, ofreciendo un entorno serio para los torneos y una seguridad detrás de la organización.

Un éxito inesperado

Si bien hay que aclarar que las cuentas de WoW son de pago y tienen más mérito, el CCG F2P basado precisamente en la historia de Warcraft ha acumulado cifras que ni el más optimista de las personas detrás del desarrollo pensaba que alcanzaría. La fórmula detrás del éxito es sin duda el aclamado sistema Free to Play que cada vez más compañías están apadrinando para sus títulos. Hace unos años nadie pensaba que Blizzard adoptaría este modelo de negocio pero, en la industria de los videojuegos, la premisa es evolucionar o morir. La desarrolladora lo hizo y el éxito ha sido rotundo.


Con el nuevo MOBA que sacará la empresa, siguiendo el mismo modelo gratuito de Hearthstone, buscarán desbancar a otro titán de los juegos: el todopoderoso e infranqueable League of Legends. ¿Lograrán el mismo éxito logrado con Hearthstone? Sólo el tiempo lo sabrá.