hearthstone

Un torneo de HearthStone exclusivamente masculino desata la polémica

La federación eSports de Corea del sur aloja competiciones de muchos videojuegos, todas ellas separadas por género. Este año por ejemplo hay competiciones masculina de Dota 2, Starcraft II, Hearthstone y Street Fighter y femeninas de Starcraft II y Tekken. La IeSF ha separado las competiciones desde hace varios años y no es asunto exclusivo de esta competición de Hearthstone.

La IeSF es la responsable de la división

hearthstone
Os preguntaréis: ¿Cuál es el motivo por el cual las mujeres no puedan competir en un juego de cartas como Hearthstone contra los hombres? Pues, según la propia IeSF la decisión de dividir las competiciones entre hombres y mujeres es por acuerdo expreso con las autoridades de los deportes internacionales como parte de su esfuerzo de promover los eSports como un deporte más. Podréis pensar por una parte lo absurdo del asunto al no haber diferencia física palpable como en el fútbol o el baloncesto, pero la IeSF lo ha estado haciendo muchos años, al igual que las asociaciones de deporte tradicional, como vemos en todos los deportes en los que las competiciones masculinas y femeninas están separadas incluso en el ajedrez.

La interpretación del email de respuesta de Assembly genera la polémica por las redes socialesEl drama no viene por esto, que aunque discutible lleva siendo así muchos años, viene por una contestación vía email que el usuario Karuta posteó en Reddit donde Assembly alegaba que los clasificatorios de Finlandia son únicamente para jugadores masculinos, tras el cual PCGamer escribió preguntando a Assembly, y ellos respondieron lo siguiente: "De acuerdo con las reglas de la Federación Internacional de eSports (IeSF), por lo que el torneo principal está dirigido solo a participantes masculinos. Esto tiene la única finalidad de evitar ningún tipo de conflicto."

Como podréis imaginar, esto desató una tormenta de polémica en las redes sociales y Reddit, ¿por qué es un conflicto que una mujer gane a un hombre en una competición? La ira se extendió y varias personalidades del mundo del videojuego declararon su disconformidad, aunque creemos que pese a la desafortunada explicación Assembly no es responsable de nada, ya que depende de la IeSF, ellos solo organizan el clasificatorio por lo que no pueden abrir el torneo a mujeres y hombres si sólo pueden participar en el torneo principal hombres.

La IeSF se pronunció en su página de Facebook explicando el porqué de la división:

1 - Promocionar a las jugadoras femeninas. Sabemos que los eSports son practicados principalmente por jugadores masculinos y las jugadoras son todavía una porción pequeña de toda la base de jugadores. Celebrar competiciones exclusivamente femeninas tiene la intención de promocionar el juego femenino a escala global.

2 - Estándares internacionales. La IeSF ha llegado muy lejos para que se consideren los eSports como un deporte reconocido más, tal como debiera de ser. Parte de ese esfuerzo consiste en cumplir con la regulación de deportes internacional. Por ejemplo el ajedrez está también dividido en ligas femeninas y masculinas.

Pero queremos haceros saber que os escuchamos y apreciamos enormemente vuestras opiniones. Nuestro esfuerzo no choca con la opinión de la comunidad, al contrario; estamos aquí por y para el futuro de los eSports por lo que seguiremos haciendo todo lo que podamos para promocionarlo de la mejor manera posible.

¿Tiene sentido dividir las competiciones de eSport como los deportes convencionales? Y, si la tiene, ¿por qué dividir juegos como Starcraft II y no Hearthstone? ¿La polémica debería estar enfocada a Hearthstone o a los eSports en general? ¿Tendría hueco el sector femenino entre la gran mayoría de gamers masculinos? Un simple email ha desatado la polémica que siempre estuvo ahí, esperando a ser tratada y solucionada. ¿Cambiará la IeSF de parecer?

Actualización: la polémica ha sido tan grande en Reddit, Twitter y webs especializadas que la IeSF ha reculado en apenas 24h como muestran en su web y dejarán que participen hombres y mujeres en todas sus competiciones manteniendo además las competiciones exclusivas femeninas.