El Tegra K1 de Nvidia para smartphones superaría los gráficos de PS3

Nvidia no se ha quedado fuera del Consumer Electronics Show (CES) 2014, y ha presentado de manera oficial su nuevo y potente GPU para Smartphones, el cuál conocíamos antes como Project Logan, y que ahora se revela con su nombre final: Tegra K1. El CES 2014 ha arrancado actividades, presentando algunas novedades bastante interesantes para los amantes de los videojuegos, con especial énfasis en los dispositivos móviles, pero lo mostrado por Nvidia supera cualquier expectativa, ya que su potencia gráfica se acerca inesperadamente a lo que vemos actualmente con las consolas de nueva generación, aunque se trate de una pieza de hardware para teléfonos inteligentes.

El Tegra K1 de Nvidia para smartphones superaría los gráficos de PS3

Este nuevo chip, construido ahora con una arquitectura Kepler cuenta con 192 núcleos CUDA (su antecesor, el Nvidia Tegra 4n tenía apenas 72), el Tegra K1 es capaz de soportar uno de los motores gráficos más exigentes del mercado: el Unreal Engine 4 y como podemos observar en el video que abre la nota lo logra de manera excepcional, sin sacrificar de paso el consumo energético del terminal. La distribución comercial de este GPU se realizará bajo dos modelos distintos, uno compuesto por un CPU de cuatro núcleos Cortex A-15 de hasta 2.3 GHz, basada en 32 bits y el segundo con un CPU dos núcleos "Denver" de hasta 2.5 GHz, y basada en 64 bits.

Esta especificaciones técnicas, en palabras de los propios chicos de Nvidia durante su evento con motivo del CES 2014, sobrepasa en potencia a los gráficos logrados por la PlayStation 3 y la Xbox 360, lo que implicaría la llegada de una nueva era para los videojuegos móviles, donde los gráficos de consolas ya serían una parte integral de esta plataforma portátil. El poder del Tegra K1 se centra en procesos de animación, iluminación y física para objetos o partículas, sin embargo, gracias a su arquitectura y cualidades, se abre el panorama para muchas más funciones a futuro.

De acuerdo a lo señalado durante el evento por Tim Sweeney, fundador de Epic Games, el Tegra K1 ha llegado para quedarse, ya que sus capacidades serían más que suficientes para mantenerse como el GPU máximo en el mercado durante los próximos 4 años, lo que lo posicionará como el punto de referencia para el desarrollo de juegos en dispositivos móviles.