Sony admite que las ventas de PSVita «no son las que esperaban»

Con el anuncio de PlayStation Vita, la mayoría de los usuarios pensaban que Sony había acertado de lleno con su nueva portátil en vista de la experiencia cosechada con PSP. Sin embargo desde el lanzamiento de esta portátil se han visto diferentes problemas, en un sistema que no está recibiendo el apoyo suficiente ni de los licenciatarios ni de la propia Sony. Tras varios años en el mercado, PlayStation Vita no está consiguiendo vender ni lo que consiguió PSP, lo que podría augurar que se acabe convirtiendo en la última portátil de Sony.

Parte de ese pesimismo viene de Fergal Gara, uno de los principales ejecutivos de Sony en el Reino Unido, que ha señalado en una entrevista con el medio británico VG247, que desde Sony no están contentos con el rendimiento comercial de PlayStation Vita. El ejecutivo admite que "para ser honestos nos esperábamos unas ventas más altas de PlayStation Vita". Señalan que el mercado actual en el que está inmerso la portátil, es mucho más complicado de lo que ellos habían pensado cuando crearon la consola. La culpa de las bajas ventas de PSVita la tienen "las tabletas y los teléfonos móviles", que han cambiado el mercado haciendo que el consumidor ya no vea tan necesario tener una consola portátil.

A Sony se le ha olvidado que Nintendo 3DS está vendiendo bajo unos números muy altos, similares a los de su antecesora, teniendo exactamente el mismo problema. Quizás la diferencia principal es que Nintendo 3DS cuenta con un catálogo muy robusto y con el principal apoyo de las principales terceras compañías. Es curiosos que Sony haya dado con la tecla para conseguir una exitosa consola de sobremesa, pero todavía no ha conseguido ganar a Nintendo en el terreno portátil.