Microsoft adquiere la licencia Gears of War

La compañía norteamericana Microsoft ha llegado a un acuerdo con Epic Games para la compra de la licencia Gears of War, una de las series baluarte de consolas Xbox. De esta forma, la licencia pasa a formar parte de la librería de propiedades de Microsoft, y el desarrollo de futuras iteraciones de la serie serán delegados a Black Tusk Studios, una empresa de reciente creación. Epic Games dejará de desarrollar juegos de la serie, pero seguirán creando nuevas propiedades intelectuales, probablemente multiplataforma.

Black Tusk Studios, está comandado por el veterano Rod Ferguson, antiguo director de producción de la franquicia, que partir de ahora se encargará de futuras entregas de la serie. Aunque el montante de la operación no ha trascendido, el analista Michael Pachter, estima que podría haber ascendido hasta los 100 millones de dólares, una cantidad que Microsoft recuperaría fácilmente en vista de que anteriores juegos de la serie habrían deparado más de 1.000 millones de dólares a los de Redmond.

La nueva entrega de Gears of War no aparecería al menos hasta dentro de tres años, en vista de que Black Tusk Studios es un equipo de reciente creación que necesitaría de su tiempo para crear un videojuego de este calibre para Xbox One.