¿Los smartphones podrán salvar a Nintendo?

336 millones de dólares en pérdidas, es la proyección de Nintendo para sus finanzas al cierre de su año fiscal. Un panorama complicado y poco alentador para la compañía, que ha detonado toda clase de comentarios entre medios y seguidores, desde el final de la fantasía optimista sobre el futuro en ventas de la Wii U, hasta la insinuación de que su líder, Satoru Iwata debería abandonar el barco para permitir a alguien más tomar el control de la crisis. A la par de todo ello también han comenzado a surgir los rumores sobre qué es lo que sigue para Nintendo, en esta complicada misión de aminorar las pérdidas y no quedarse atrás de su competencia.

Uno de los reportes más interesantes, viene del propio Iwata, y no suena tan descabellado, ya que podría significar una buena oportunidad: la distribución de juegos y apps de sus franquicias a través de dispositivos móviles.

Murió Hiroshi Yamauchi, este es su legado en Nintendo 2

Ante la situación de su escenario actual Nintendo se encuentra pensando en la creación de una nueva estructura de negocios, que podría incorporar una iniciativa que involucraría la interacción de su plataforma con smartphones. Todo esto fue señalado brevemente por Satoru Iwata en una conferencia de prensa, donde abordó el tema de las pérdidas para este periodo y reafirmó su intención de no dejar la compañía en el futuro próximo. Según reporta Bloomberg Iwata todavía tiene un plan bajo la manga y parece que los teléfonos inteligentes serán el siguiente paso para Nintendo:

Estamos considerando una nueva estructura de negocios. Debido a la expansión de los dispositivos inteligentes, estamos estudiando como estos podrían ser utilizados para hacer crecer nuestro negocio entre juego y jugadores.

Nintendo tiene ya bastante tiempo rehusándose a lanzar títulos de sus franquicias más famosas, como Mario y Zelda, bajo la perspectiva de que esto podría impactar negativamente la comercialización de sus consolas, ya que sus personajes tradicionales son a la par los principales impulsores de sus plataformas. Ahora todo apunta a que han reconsiderado sus ideas. Aunque Iwata no hizo ningún señalamiento concreto, durante la conferencia declaró que para conquistar el mercado móvil las cosas no serán "tan simples como hacer que Mario se pueda controlar en un Smartphone", lo que insinúa en cierto modo que una parte de su estrategia contempla efectivamente lanzar juegos de sus franquicias por este medio.

Iwata en la conferencia señaló también que los estilos de vida de las personas han cambiado, y que si la compañía se mantiene fija en un sólo sitio se volverán anticuados. Lo que detonó esta bomba fueron las proyecciones de ventas de la Wii U, que iban sobre los 9 millones de unidades vendidas para finales de este año fiscal, cuando en sí llegará apenas a los 2,8 millones, 69% menos de lo estimado.