El nuevo Récord Guinness a la colección de videojuegos más grande del mundo

Michael Thomasson ha logrado un nuevo Récord Guiness, al demostrar que posee la colección de videojuegos más grande del mundo, y para ser honestos será difícil que alguien le arrebate el premio. La colección de Thomasson, que ha recolectado a lo largo de sus 43 años de edad, se compone de 10 mil seiscientos siete juegos, para darnos una idea, el anterior dueño del Récord Guinness, que data del año 2010, tenía apenas poco más de 8 mil títulos, una cifra impresionante pero que ya luce algo inferior en comparativa. Aquí abajo podemos ver un retrato del ganador, lo verdaderamente interesante aquí es el poder dar un vistazo sobre su colección, que como podemos observar tiene juegos de gran variedad de plataformas:

El nuevo Récord Guinness a la colección de videojuegos más grande del mundo

El reporte, compartido por The Associated Press hoy, señala que incluso la cifra real de juegos podría estar más cerca de los 11 mil, ya que Thomasson descubrió todavía más títulos en su hogar luego de que los jueces de Guinness levantaran su veredicto. Es así como este hombre, cuya colección está estimada en un valor de 800 mil dólares, y que se dedica justamente al mundo de la animación y diseño de videojuegos, ha pasado a la historia, formando parte de la más reciente edición del World Records 2014 Gamer's Edition:

El catálogo de Thomasson está compuesto por juegos en cartucho, disco láser, VHS, Cassette, además de los propios de consolas tradicionales como PlayStation y Xbox, contando también con títulos de algunas plataformas poco comunes, como la Loopy de Casio y la Pippin de Apple. Michael también se dedica al comercio de juegos usados, e imparte cursos académicos sobre historia de los videojuegos en el Canisius College en Buffalo por lo que es considerado como una persona con relativa autoridad en el tema. Uno de los puntos más curiosos es que en su entrevista manifestó preferir los juegos de consola que los de ordenador:

Tal vez sea porque me gusta más un joystick que un teclado, además de sentarte en un sillón en lugar de una silla frente al monitor. Jugar con un amigo en persona siempre es más disfrutable que en línea. Así de simple.

El chico tiene un punto, así como una extensa colección que lo respalda, una que más de alguno quisiera tener, no por ganar el Récord Guiness, sino por jugar todos esos títulos.