Los 10 mejores juegos del 2013 para Ecetia

Ha llegado ese inevitable momento del año, el último día y la hora del recuento con los mejores juegos de 2013. El debate este año fue especialmente peleado, en buena medida porque estamos a la mitad de una transición con la nueva generación de consolas y títulos que al menos en su apartado gráfico lucen espectaculares, pero pertenecen completamente a estas nuevas plataformas donde su potencial integral en los demás aspectos todavía no se ve desarrollado. Es por ello que en nuestra lista de los mejores juegos de 2013 hemos elegido títulos multiplataforma, concentrándonos en las consolas que cierran ciclo. Sin un orden específico en su aparición, que aparezcan al principio o al final no significa que sean superiores, solamente son aquellas experiencias que nadie debería perderse.

Candy Crush Saga

2013 fue el año de la consolidación del modelo free-to-play y el culpable de todo eso fue sin duda Candy Crush Saga. Después de 150 mil millones de partidas jugadas, 500 millones de descargas en su versión móvil, y cerca de un millón de dólares producidos por día, este título se mantiene como el rey de los juegos casuales, demostrando que a base de pequeños pagos pueden hacerse carretadas de billetes. Lo cierto es que es un juego adictivo y todos amamos odiar el nivel 65.

The Angry Video Game Nerd Adventures

Este juego de Steam no es para todos los gustos y tiene sus mayores cuotas de disfrute si se es un fan empedernido de la serie web en la que está basado. Sin embargo, la cantidad de guiños, referencias, homenajes y tributos a la vieja escuela de 8 bits le merece un lugar especial en el recuento del año. Como si se tratase de una tortura sádica, el juego retoma todos los puntos criticados por el Nerd en distintos juegos y los reúnen en un sólo título que incluso en su nivel normal de dificultad por momentos se antoja imposible de pasar. Un título obligado para los amantes de los retos.

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds

Es un caso curioso, el mayor encanto de este juego es también su mayor problema. Nintendo nos sorprende con un título enorme que conecta con la historia de A Link to the Past, el clásico del año 1991, que aquí encuentra una suerte de secuela espiritual con seis generaciones de distancia entre sus tramas. Sin embargo su mayor issue es también que durante toda la experiencia de juego cuesta trabajo desprenderse del peso, relevancia e intensidad de la aventura original para la Super NES. Su sistema de juego logra ser lo suficientemente novedoso para mantenernos entretenidos y no sentirnos jugando un port retocado, y como es de esperarse, tratándose de un juego de Zelda la historia y ritmo son impecables.

Pokémon X / Y

La Nintendo 3DS es la reina de las consolas portátiles y encontró su mayor esplendor aquí en ese título que retoma una franquicia de culto y que se mantiene tan vigente como al principio con su sistema de juego que exige horas extremas de dedicación y cuidado en los detalles. Con Pokemones reinventados y una apariencia visual más estética, el juego nos vuelve a meter en esta aventura por ser el mejor entrenador de la historia. Más de lo mismo, impecable y totalmente disfrutable, una razón de sobra para haber retomado el uso de la 3DS este año.

Metal Gear Rising Revengeance

Este título, lanzado en febrero de 2013, tiene un lugar especial en este recuento ya que estuvo a punto de no existir. Kojima y su equipo se habían dado por vencidos con el proyecto de esta producción y habían decidido cancelar el juego cuando Platinum Games, los mismos de Bayonetta y Vanquish, decidieron interceder y rescatarlo, replanteando la propuesta original del título y extendiendo de manera muy interesante el universo de Metal Gear. La trama es absurda, las cinemáticas son excesivas y las secuencias de acción frenéticas, el mismo Metal Gear, pero con un aire renovado. Justo cuando ya nadie esperaba algo interesante de estos personajes.

Ni no Kuni: Wrath of the White Witch

Este fue el título que terminó sacando a Super Mario 3D World de la lista de los 10 mejores juegos del 2013, y nos tememos que hay motivos fuertes que justifican su presencia aquí. Ni no Kuni: Wrath of the White Witch es un juego del que no se esperaba mucho y casi todo era incógnita, la ambición del proyecto era enorme, resultaba casi inconcebible pensar en jugar una aventura orquestada por los chicos de Studio Ghibli, y entonces bastan los primeros 30 minutos para adentrarse en una de las historias más entrañables de los últimos años. Un juego lleno de magia, emociones y con un diseño de producción tan cuidadoso en los detalles de su ritmo que en más de una ocasión cualquier se siente inmerso dentro de una película. Los niveles de lectura de su historia son casi angustiantes, e imperdibles, e inolvidables, un triunfo inesperado que por algún motivo ha pasado un poco desapercibido.

Tomb Raider

Square Enix y Crystal Dynamics sabían que para lograr un buen reboot de Tomb Raider sólo tenían que crear una versión pulida de Uncharted con skin de Lara Croft, y siguieron estos pasos al pie de la letra. Omitiendo su multijugador, con demasiados puntos a mejorar, la campaña de esta nueva aventura es realmente entretenida y emocionante, con un cuidadoso balance entre acción, Quick-Time Events, cinemáticas dramáticas, RPG, tiroteos y carnicerías. Lara Croft tiene un futuro promisorio con este nuevo planteamiento y seguramente tendrá una gran secuela para la nueva generación de consolas.

BioShock Infinite

Un título obligado dentro de cualquier recuento, durante buena parte del año ostentó el reconocimiento como el mejor juego del año (hasta que llegaron los siguientes dos de la lista), y se mantiene en la cima con justa razón. La historia nos entrega por fin una secuela digna de lo que vimos con el primer BioShock, reafirmando a Ken Levine como uno de los creativos de mayor trascendencia en la industria. BioShock Infinite es una auténtica joya, que por más de uno será considerado como una obra maestra. El sistema de juego tiene un gran balance y resulta divertido en ese sentido, pero como ya es costumbre con todo donde Levine mete mano, lo que nos voló la cabeza fue su historia. Imperdible.

Grand Theft Auto V

Hay poco que se pueda decir sobre este juego que para muchos ha sido el mejor del año, por seguir la tradición de Grand Theft Auto, por saber expandir su sistema de juego y corregir todos aquellos detalles frustrantes de la entrega pasada. Esta nueva aventura nos regaló algunos personajes inolvidables, como el buen Trevor, y tiene momentos épicos, delirantes llenos de acción, comedia burda y emoción al límite. Los malditos de Rockstar se tomaron 5 años para atreverse a hacer otro GTA en forma, y cada segundo de espera ha valido la pena.

The Last of Us

Eduardo Marín en su recuento para ALT1040 nombró a The Last of Us como el mejor juego del año, por encima de todos los que se vieron en 2013, incluyendo a GTA V, y tiene buenos motivos para argumentarlo. Lo considera un "título impresionante, impecable y en general, una experiencia que debe vivir cualquier gamer", y esto último es un verdadero factor irrefutable en torno a este juego. Hay probarlo a fondo para juzgarlo.

The Last of Us tiene momentos inenarrables y alucinantes donde la experiencia emocional y dramática se funden a niveles insospechados, todo por el grado de involucramiento que logran los chicos de Naughty Dog, entre su sistema de juego, su ritmo y escenarios. Hay muchos detalles en esta producción que le dan las tablas para erigirse como un título de culto, de manera tal que las declaraciones de que sea el mejor juego de esta generación ya no suenan exageradas, aunque tampoco será algo aceptable para la mayoría. El drama de Joel y Ellie, con todo y su controvertido episodio, pasará a la historia como una de las tramas más elaboradas y emotivas.

Igual que Rockstar con GTA V, ambos dejan la línea muy alta y difícil de superar. Pero la buena noticia es que tarde o temprano llegará algún otro juego, de estos u otros estudios que logren estos niveles. Estos fueron nuestros mejores juegos, ¿cuáles fueron los suyos? ¡Feliz año nuevo!

mejores juegos 2013 bioshock infinite the last of us