Adiós generación: los 5 mejores juegos de Xbox 360

Luego de nuestra serie de razones para decidirse por una PlayStation 4, Xbox One o Wii U, toca turno a comenzar la transición y hacer el recuento de todas las bondades que nos ha ofrecido hasta el momento la actual generación de consolas. Es por ello que ahora, en los siguientes fines de semana daremos un breve recorrido por los que consideramos como los 5 mejores juegos de cada consola que se renueva: Xbox 360, PlayStation 3 y Nintendo 3DS. Sin un orden especial de relevancia en el orden de cada título, estos son juegos que nadie debería perderse en su respectiva plataforma, siendo incluso motivo suficiente para comprar esta consola, en su momento y ahora:

Splinter Cell Blacklist

Para algunos este juego ha llegado demasiado tarde a la fiesta, para otros lo ha hecho 99justo en el momento perfecto99 para darle una despedida más que digna esta plataforma. Lo cierto es que Splinter Cell: Blacklist se trata de una grata y extraordinaria sorpresa. Toma todo lo bueno de Conviction y regresa a nuestro héroe a ese entorno y planteamiento distintivo de la saga. Luego de tantas secuelas encima se esperaría alguna especie de desgaste, pero no, en realidad Blacklist es de lo mejor que se puede experimentar en la consola de Microsoft. Flexible, abierto, inteligente, con una interesante cantidad de alternativas, no atraerá tantos reflectores como GTA V, pero es imperdible.

Left 4 Dead 2

Es un título que salió hace cuatro años y que, perdonando sus respectivos hipos de programación e inteligencia artificial (nada más grave de lo que se ha visto en Skyrim), es probablemente el mejor juego de su género. Superando el hype y ritmo de su antecesor Left 4 Dead 2 es tan bueno que incluso Game Shark lo nombró como "El Empire Strickes Back de los juegos de zombis", y sobran las razones para considerarlo. Se trata de una de las joyas de Valve que a la fecha no ha podido ser superada. Lo cierto es que el mejor momento para haber probado este título fue justo poco después de su lanzamiento, una vez que instalaron los servidores dedicados y se acabaron todos los problemas de lag, actualmente el juego sobrevive bastante bien en su versión de PC. No podía quedar fuera.

Alan Wake

Remedy se tomó un descanso de su línea habitual para demostrarnos que podían hacer algo más que Max Payne. Lo cierto es que este título pasó por bastantes (demasiadas) etapas de desarrollo, donde, al igual que Splinter Cell Conviction, en algo que parece un escenario repetitivo para las producciones exclusivas de Microsoft, el planteamiento y sistema de juego pasó por varios y drásticos cambios, hasta terminar aterrizando esa dinámica sencilla pero efectiva en atmósferas densas y oscuras. La mayor virtud de este juego es su historia y el ritmo en el que va siendo revelada dentro de una producción tensa, lúgubre, donde no sabes qué esperar, como en los buenos survival horror de la vieja escuela.

Halo 4

Halo 3 encendió los focos de alarma en Microsoft, era un buen juego pero no llegó a sobrepasar a Halo 2, para la Xbox Original, ni en popularidad, ni historia, ni sistema de juego. Si eso se suma la cantidad de spin-offs generados posteriormente, con Wars y Reach, todo desembocó en un escenario donde esta saga necesitaba algo grande y épico para marcar el regreso de Master Chief, y lo lograron. Como una declaratoria del potencial de las Xbox 360, Halo 4 lo tiene todo: gráficos aplastantes, diseño de audio minucioso, sistema de juego FPS pulido hasta el más mínimo detalle y el mejor multijugador, en términos de diversión y variedad, que se haya visto en años.

Gears of War 3

Antes de Judgment, Gears of War tenía una trilogía perfecta, que alcanzó su mayor punto justamente en la tercera parte de saga. En su momento, el primer juego fue uno de esos títulos que justificaban la compra de una Xbox 360, y no bajaron ese nivel, hasta el cierre de esta trama épica, que se convirtió en el pilar de reputación de la consola. Gears of War 3 tiene todo lo que sus antecesores y con algunos agregados que sólo elevaron la experiencia más allá de lo esperado, desde la historia con momentos realmente emotivos, hasta los escenarios con combates increíbles, y su modo de combate de hordas inigualable. No hay mucho qué agregar, este fue probablemente el mejor momento de toda la historia de la Xbox 360.

Microsoft en el E3 2013 Si no tienes internet cómprate un Xbox 360

Con esto finalizamos esta entrega de la serie, la próxima semana tocará el turno a PlayStation 3. No olviden compartir sus comentarios, aportaciones y sugerencias acá abajo.