El juego en segunda pantalla es el futuro pero no para Wii U

Las ventas de Wii U siguen haciendo daño a Nintendo

Nintendo tampoco ha faltado a sus últimos resultados trimestrales, y ha comunicado datos de ventas tanto su portátil 3DS como de su nueva sobremesa Wii U. Mientras que la portátil sigue vendiendo un buen número de consolas y juegos, las ventas de Wii U, a pesar de su cierta mejora, siguen arrojando números negativos para la compañía propietaria de Super Mario.

Nintendo ha logrado vender 300.000 unidades de Wii U en el trimestre comprendido de julio y septiembre, uno de los más flojos del año. Aun así, este dato supone un 87% de mejora respecto a primavera pero insuficiente para cuadrar números. Gracias a estos últimos datos, la nueva sobremesa de Nintendo lleva vendidas 3,91 millones de unidades en todo el mundo, la única ventaja que va tener respecto a las nuevas consolas de sobremesa de Sony y Microsoft. En lo que respecta a software, ha logrado vender 5,27 millones de juegos, una mejora del 400% gracias a títulos del calibre de Pikmin 3 y Zelda: Wind Waker HD.

Refiriéndonos a su portátil estereoscópica, ha logrado vender este trimestre 2,49 millones de unidades. Estas ventas suponen un decremento del 22% respecto a los mismos números del curso pasado, aunque se observa un aumento de la venta de software de un 40%.

Tras estos datos, Nintendo no ha decidido variar sus estimaciones de ventas, y sigue esperando conseguir 100.000 millones de beneficios operativos en este curso fiscal, sobre todo por la salida de Pokemon X/Y, a la nueva Nintendo 2DS y al lanzamiento estas Navidades de Super Mario 3D World.

La compañía japonesa no esperaba estar consiguiendo estos números de Wii U en su primer gran año en el mercado. Sólo contarán con 4 millones de unidades vendidas de distancia respecto a la salida de PS4 y Xbox One, una cifra insuficiente que podría relegar a un segundo plano a la nueva sobremesa de Nintendo.