El fundador de Zynga «está muy aburrido» con los juegos

La empresa de juegos sociales, Zynga, está inmersa en una dura reestructuración que ha dado con cerca de la mitad de su fuerza de trabajo despedida, y con un giro importante en su estrategia en el sector de los videojuegos sociales. La situación de la compañía no parece muy halagüeña para futuros meses, con el principal responsable de la firma admitiendo abiertamente que actualmente no se divierte con ninguno de los juegos. La imagen que ha dado con estas declaraciones están dando la vuelta al mundo dejando ver que quizá los problemas de la empresa vengan desde muy arriba.

zynga

Marcus Pincus, reconocido fundador de Zynga, ha realizado una polémica declaración en un reciente encuentro con periodistas en Israel. Durante una mesa redonda con periodistas de aquel país, el ejecutivo ha admitido de forma jovial que actualmente "no le divierten ninguno de los juegos". Al ser inquirido sobre una mayor de aclaración sobre sus palabras, el ejecutivo ha vuelto a reiterar que actualmente no le divierte ninguno de los juegos, desde que jugará hace tiempo a CityVille y FarmVille.

El pasado 1 de julio Don Mattrick, antiguo responsable de Microsoft Game Studios, fue elegido como nuevo consejero delegado de firma. Desde su llegada se ha dedicado a despedir a cerca de la mitad de la plantilla, sin encontrar ninguna solución válida. En los últimos meses se han cerrado distintos videojuegos de la familia como Cupcake Corner, Gem Rush, Pool World Champ y Snoops.

Otro de los grandes últimos movimientos fue cierre del famoso estudio OMGPOP, creadores de Draw Something, estudio que adquirieron el año pasado por 200 millones de dólares y que sólo les han deparado pérdidas continuas. Los próximos meses se avecinan tan inciertos como oscuros para una compañía al que le ha estallado en la cara la burbuja de los títulos sociales.