Entrevista a Jade Raymond, la innovación contra costos de producción

La clave es la innovación y no el gasto, según Jade Raymond

Una entrevista a Jade Raymond siempre es digna de destacarse,
ya que se trata una de las figuras más emblemáticas de la industria de los videojuegos; posee un considerable club de fanáticos por su apariencia física, pero también tiene una trayectoria profesional interesante, que le ha valido su reputación como figura clave en el gremio de productores.

En el marco del futuro lanzamiento de su producción más reciente, Splinter Cell: Blacklist, la encargada de generar el primer título de la saga de Assasin's Creed tuvo un encuentro con los chicos de Digital Spy, donde abordó distintos asuntos, destacando en particular su punto de vista acerca del momento histórico que vive el proceso de producción de cualquier juego de video, donde ante la llegada de la nueva generación y las exigencias técnicas de cada nuevo título, considera que se ha perdido un poco la valoración de la innovación en la producción de cada título como un factor clave, más importante que los costos de producción de cada juego.

Entrevista a Jade Raymond, la innovación contra costos de producción

Como encargada de Ubisoft Toronto, la productora se ha topado con que los procesos de innovación son algo vigente y que se mantienen dentro del ambiente de desarrollo de los juegos triple A, aquellos títulos de franquicias importantes de los que se esperan elevadas ventas, pero que aún así, esta forma de creatividad siempre se ve amenazada por la tendencia de los costos de producción, que son más elevados en cada entrega como una forma de asegurar su calidad.

Creo que la gran duda para mi, conforme las expectativas por estos grandes títulos se van incrementando, a la par que la industria se encuentra en pleno crecimiento, es el cómo encontrar la manera de poder mantener los gastos debajo del límite.

El dilema, según señala, es que un productor al tener bajo su responsabilidad la generación de un título crucial para la compañía, del que dependerá buena parte del estado saludable de sus finanzas, se vuelve mucho más complicado tomar decisiones creativas e innovadoras para enriquecer el juego, ya que al haber tanto dinero en juego los estudios buscan la manera de poder crear una experiencia con altos estándares, encontrando la vía más efectiva y segura en el acto de elevar los costos de producción para conseguir mejores resultados en el apartado gráfico y de escenarios. Nadie quiere perder su dinero y eso límita la apertura a tomar el riesgo de innovar.

De manera tal que para Reymond, la alternativa que queda para los estudios es la de encontrar la forma de reducir estos gastos a través de la generación de nuevas herramientas de desarrollo, o cambiando el modelo de negocios, para que sea algo más rentable. Algo que se ha visto recientemente con títulos de tipo free-to-play o con la gestión de contenidos digitales, dejando de lado los medios físicos de distribución.

La espiral que estrangula

Entrevista a Jade Raymond, la innovación contra costos de producción

Creo que todo el proceso de innovación depende de qué tipo de juego se esté produciendo, pero considero que todos los juegos deben invertir en herramientas para hacer que la gente sea más eficiente, para tal vez hacer diez veces la cantidad de contenido que hacíamos antes en el mismo plazo, todo con la misma cantidad de esfuerzo.

Es lo que señala la entrevista a Jade Raymond, y se trata de una espiral absorbente, las nuevas consolas de Microsoft y Sony son mucho más potentes que sus antecesoras, pero esto también exigirá producciones más costosas para los nuevos juegos, con movimientos que van desde la adquisición de la licencia de un motor gráfico de punta, como el Frostbite 3 utilizado en Battlefield 4, hasta la generación de uno propio, es un escenario donde todo tiene un costo y el grado de complejidad es cada vez mayor, mientras que todo el entorno de la industria esta cambiando.

La manera en la que los usuarios consumen juegos de video es completamente distinta a como era cuando Xbox 360 y PS3 salieron al mercado, con la integración de los dispositivos móviles, las tiendas virtuales y los nuevos modelos de negocios, la sustentabilidad de este viejo esquema de producción, donde hay que invertir más para lograr un juego "mejor", se mantiene como un misterio complicado.

Es por ello que los videojuegos de corte indie resultan tan atractivos para todos, según describe Jade Raymond, por un lado el presupuesto es menor pero la libertad creativa es mucho mayor, mientras que las modalidad de entregas por episodios (como el caso de los juegos de TellTale Games) o los esquemas de free-to-play, hacen totalmente factible convertir una idea atrevida en un negocio rentable, con un poco de paciencia y la difusión adecuada.

Ubisoft, al igual que Electronic Arts, siempre se han distinguido por abrazar sin temor las nuevas tendencias en el mercado, por lo cuál no sería de extrañar que en futuras entregas de sus nuevas franquicias nos encontremos con esquemas más agresivos de microtransacciones o contenidos digitales con mayor presencia y beneficios.