Wii U Controller

La caída de ventas de Nintendo y los buenos viejos tiempos

Ha llegado ese momento incómodo del año para algunas compañías, donde se revelan los estados financieros del más reciente periodo del año y se revela la salud o debilidad del estado de cada empresa, tocando el turno a los creadores de la Wii U nos encontramos con una realidad ya esperada: sigue la caída de ventas de Nintendo, sin embargo están tan alto que por el momento no representa un terrible impacto.

La cuestión es, que al compararlo con los antecedentes de esta compañía y las ventas logradas por otros de sus aparatos, vigentes o descatalogados, la Wii U ha tenido un desempeño que, en el mejor de los casos puede calificarse como discreto. Tenían un reto enorme luego del gran éxito que representó la Wii, ahora todo parece indicar que no podrán lograr igualar esas cuotas de ventas, en particular con las nuevas consolas de Sony y Microsoft a la vuelta de la esquina. Uno de los elementos protagónicos de esta ecuación es, sin duda, Satoru Iwata, líder moral y empresarial de Nintendo, que hoy, ante estas aguas inciertas ha intentado plantear diversas estrategias para mantener a salvo el barco.

Volver a lo que eran antes

Satoru Iwata sigue apostando por las portátiles

Durante el segundo trimestre del año fiscal Nintendo ha vendido apenas 160 mil unidades de su consola Wii U, para un total de 3 millones seiscientos mil aparatos desde su lanzamiento el año pasado. La meta que originalmente se había planteado Iwata y su equipo apuntaban a los 9 millones de Wii U vendidas para finales del año fiscal, situación que ahora se antoja extraordinariamente complicada de lograr.

La Wii original se encuentra a punto de llegar a los cien millones de consolas vendidas, mientras que todo apunta a que la Wii U no es el dispositivo con mejor funcionamiento del mercado para Nintendo, al contrario, quien ha sacado la casta por la compañía hasta el momento ha sido la Nintendo 3DS, quien en el mismo periodo de tiempo logró desplazar 1.4 millones de portátiles, en un escenario donde la competencia contra PS Vita raya en lo cómico, la 3DS lleva más de 32 millones de unidades en ventas, mientras que la propuesta de Sony apenas llega a los 5 millones, ahí Nintendo continua siendo en rey.

Iwata está consciente del escenario y ha tomado una postura que ha vuelto patente en su informe, resaltando el desempeño de la compañía desde que entró al negocio de los videojuegos en 1983, resaltando el papel de Nintendo como un referente obligatorio en la cultura de los videojuegos, logrando hacer que personas de todos los credos, géneros y edades utilicen sus productos, un hecho real y admirable logrado a partir de su estrategia con la Wii.

La apuesta de Iwata es la explotar las cualidades de su hardware, no por su potencia, sino por la calidad de la experiencia de juego que podrían lograr a partir de ello, tomando como ejemplo y base el caso de la Nintendo 3DS, apoyado también por futuras mejoras en su sistema y red de usuarios, retomando de manera velada el tema de experiencias con juegos free-to-play y una mejor integración de sus servicios en línea.

El reporte financiero de este último periodo, firmado por el propio Iwata, cierra con la admisión de que, efectivamente, su compañía ha registrado pérdidas al compararse con su desempeño en el mismo periodo del año pasado (que ya de por sí era bajo), sin embargo, promete que volverán a obtener ganancias como las de antes para finales de marzo de 2014. ¿Pero cuales son las ganancias de antaño de esta compañía? El mismo reporte nos ayuda a darnos una idea.

Los buenos viejos tiempos

30 aniversario de la consola NES

Desde el lanzamiento de la Famicon en 1983, con su eventual arribo al mercado extranjero bajo el nombre de NES, esta consola de 8 bits, junto con la Super NES, El Nintendo 64, la GameCube y la Wii, a lo largo de su historia ha logrado vender más de 268 millones de aparatos en conjunto, casi nueve millones de consolas anuales en promedio. Mientras que en lo que respecta a consolas portátiles, con el Game Boy y todas sus evoluciones hasta llegar al Nintendo 3DS XL, ha logrado desplazar más de 385 millones de unidades. Esto se traduce en más de cuatro mil millones de juegos vendidos entre ambas plataformas, de los cuales, la mitad pertence a consolas caseras y el resto a portátiles.

Al final del primer trimestre del año fiscal Nintendo reportó pérdidas operativas por cerca de 366 millones de dólares, sin embargo, con estos antecedentes y los dividendos de este respaldo, la situación no resulta tan precaria para la empresa. La caída de las ventas de Nintendo es sólo un tropiezo, las credenciales de la compañía respaldan totalmente su reputación y la posibilidad absoluta de que su desempeño en la actual generación de consolas podrá ser mejor. Sin embargo, ya urge el momento en el que conviertan a su consola en el gran parteaguas de nuestros tiempos, tal como lo consiguió con la primera Wii.