Nintendo-logo

El valor de Nintendo, por las nubes

A Nintendo le han llovido muchas críticas en los últimos meses por su política con Wii U, su nueva consola de sobremesa. La compañía no ha sabido comunicar bien la identidad de la consola y no ha tenido una estrategia comercial de lanzamientos bien hilvanada. Esto ha provocado que el apoyo de terceras compañías sea casi inexistente afectando a las ventas de su nuevo sistema. Mucha gente ha dado por enterrada a Nintendo, e incluso distintos analistas y compañías han aconsejado a la empresa que deje de fabricar hardware para dedicarse sólo a los juegos.

Shigeru Miyamoto concibe a Nintendo como una compañía de juguetes

Pero no más lejos de la realidad Nintendo está en muy buen momento, al menos económico. Actualmente el valor de Nintendo en el mercado ha alcanzado máximos que hace unos dos años que no se conseguían. El precio de las acciones de la compañía han ascendido hasta un 4% por distintos factores comerciales, aunque la mayor razón ha sido por la salida de recientes títulos en occidente que han mejorado la estimaciones de ventas de la empresa para el próximo trimestre fiscal.

Así, las acciones de Nintendo cerraron en 4.050 yenes hace sólo 48 horas, el cierre más alto desde julio de 2011. Los analistas consideran que este cierre se debe a las estimaciones de ventas que hay para los próximos títulos de la compañía en occidente. Uno de ellos es Animal Crossing: New Leaf, que se estrenó en Estados Unidos el pasado mes de junio y ha conseguido situarse como el segundo juego más vendido del mes. También la salida reciente de otros títulos de Nintendo 3DS como Fire Emblem: Awakening, Donkey Kong Country o Luigi´s Mansion: Dark Moon han ayudado a la portátil estereoscópica de Nintendo a ser el sistema más vendido en los últimos meses en la mayoría de los mercados del mundo.

Otro factor de peso considerar es el posible levantamiento de la prohibición de la venta de consolas en China, un hecho que está haciendo mejorar las estimaciones de ventas no sólo de Nintendo, sino también de todas las compañías del mundo en vista del mercado potencial que tiene el público chino.