Realmente Sony nunca pensó usar DRM en los juegos de PS4

Se agota la PS4 en GameStop, ¿eso es bueno o malo?

La noticia de que GameStop ha vendido todas sus reservas de la consola de Sony hizo bastante ruido ayer mismo, la situación de que se agota la PS4 y se corta toda solicitud de compra en esta cadena vale la pena analizarse por lo que puede representar. Ya que en un escenario donde Sony dio rienda suelta a todos los retailers para que reservaran a diestra y siniestra sin ningún tope, sólo habla de que se llegó a un punto donde la compañía tuvo que ponerles un alto, al contrastarlo con los estimados de su capacidad de producción, que justo ahora atentan con ser superados por la demanda, exponiéndose a tener un montón de videojugadores ansiosos por una consola de nueva generación, donde tendrán que esperar si quieren una PlayStation 4 o seguir el impulso y conseguirse una Xbox One en reserva que podrán disfrutar desde el día uno.

Realmente Sony nunca pensó usar DRM en los juegos de PS4

En ese aspecto Microsoft fue más sensato, ya que organizó gradualmente y por estratos las cantidades de consolas destinadas a cada canal de venta, una tarea laboriosa y compleja pero que también funciona para tomar con mayor precisión el pulso del movimiento de tu producto. El 19 de junio, la misma cadena de tiendas, GameStop, reportó que ya había agotado todas las unidades para reserva de la Xbox One destinadas a las tiendas físicas, dejando como única vía de adquisición la compra a través de su tienda en línea. Mientras que Best Buy acaba de anunciar que ya agotó su stock de Xbox One

De manera que ahora al entrar al sitio web de GameStop, es posible adquirir una Xbox One, pero si deseas una PlayStation 4 tienes que dejar tu correo para agregarte a la lista de espera. Ya que "debido a la alta demanda del sistema GameStop actualmente no está aceptando reservaciones adiciones de PlayStation 4", es la única declaración oficial que han emitido.

Esta situación permite su abordaje en dos perspectivas, cada una de ellas totalmente radical y opuesta. Desde un cierto punto, la noticia de que se agota la PS4 es una novedad terrible para los videojugadores que todavía no la han reservado, pero que poseen todavía la alternativa de buscar en otras tiendas o en el mercado gris, Amazon por ejemplo todavía tiene disponible el aparato, pero sólo en bundles con juegos y accesorios incluidos, la edición con la consola sola tiene rato de haberse agotado.

Esto también puede ser también interpretado como una buena noticia para Sony, ya que su producto se está moviendo bien, aunque, en el mismo escenario de GameStop las reservas en tienda de Xbox One se agotaron 20 días antes.

PS4 vs. Xbox One: La lección de Sony en el E3 (y la ambición de Microsoft)

La filtración de ese memorando interno de Sony donde dan luz verde a la reserva sin límites de su consola habla hasta cierto punto de la confianza de la compañía en poder cumplir con su demanda estimada del aparato en su fecha de lanzamiento, sin embargo el movimiento de corte de pedidos en GameStop habla directamente de que la demanda es en realidad más grande de lo que estimaron, y ser un producto deseado pero inconseguible en un mercado donde hay un sustituto idóneo, no es algo deseable para ninguna compañía.

El incidente con GameStop es sólo un indicio, primario y lejano del escenario que probablemente termine resultando el día de lanzamiento de ambos dispositivos, dando paso a un capítulo más en esta guerra de consolas, donde saliendo de la temporada navideña los números de las ventas hablarán por si solos. Por lo pronto, si la independientemente de la elección de cada gamer, si realmente desean tener su consola desde el primer día es recomendable que la vayan reservando. Con todo y lo que representa tener un aparato de primera generación.