El nuevo Kinect es «diez veces más preciso» que su antecesor

La nueva Xbox One viene equipada con la última generación de Kinect, un dispositivo de detección de movimiento que ha tenido sus críticas en los últimos tiempos. Una de las últimas es que encarece unos 100$ el precio de la nueva consola, aunque también trae una serie de ventajas que no ostenta la competencia. El nuevo Kinect mejora todas las funcionalidades del anterior dispositivo centrándose de forma enfermiza en reconocer pequeñas partes del cuerpo del jugador.

microsoft-xbox-one-kinect

Durante la Comic-Con, los creadores de Banjo Kazooie, han estado presentes explicando los avances que veremos en la nueva versión de Kinect. Nick Burton, uno de los responsables de Rare, ha dado una charla en la feria del cómic afirmando que el nuevo Kinect es 10 veces más potente que su predecesor. De hecho, ahora el dispositivo puede registrar el movimiento de un dedo a 3 metros de distancia.

También se ha aumentado el radio de acción del dispositivo permitiendo así registrar a un mayor número de jugadores a una distancia menor. Gracias a estas mejoras se van a tener en cuenta incluso pequeños movimientos de muñeca para pilotar distintos vehículos o sutiles giros de la cabeza. Muchos de los futuros juegos de Xbox One que hagan uso de Kinect van a poder escanear nuestro rostro detectando nuestra estructura facial, incluido el tipo de pelo, el color de la piel e incluso la expresión que tengamos en cada momento, algo que provocará una serie de reacciones en el programa que estemos ejecutando.

Como ya sabíamos, la consola será capaz de reconocer al jugador que esté frente al televisor para mostrarle en pantalla sus programas y juegos favoritos. Recuerda que el nuevo Kinect vendrá incluido de serie en la consola cuando se lance a lo largo del mes de noviembre a tiempo para la campaña navideña.