Don Mattrick sobre Zynga: Podemos hacerlo mejor

Zynga está al borde del colapso financiero, luego de que la mitad de sus usuarios abandonara sus plataformas y eso se tradujera en más de 15 millones de dólares en pérdidas, de acuerdo a su último reporte financiero, eso ya lo sabemos, sin embargo un punto vital e importante es conocer cuál es la postura de su nuevo CEO Don Mattrick sobre Zynga, en un escenario que sí, pintaba complicado, cuando entró a dirigir el barco hace algunas semanas, pero resulta que la situación real es todavía más ruda que lo esperado por todos aquellos que no estamos involucrados directamente en ese conflicto.

De acuerdo con la primera declaración oficial de Mattrick, con respecto a la pérdidas de la compañía, y difundida por Gamespot, el problema de Zynga es que ha fallado totalmente en cumplir con las expectativas de los jugadores, los inversionistas y los propios miembros del equipo de trabajo, señalando que todavía pueden mejorar en todos los aspectos para ser una compañía sin números rojos:

Don Mattrick sobre Zynga

Es claro para todos que la oportunidad del mercado alrededor de nosotros está creciendo sustancialmente, a niveles increíbles. También está claro que al día de hoy estamos perdiendo esa plataforma de crecimiento que Apple, Google y Facebook han logrado aprovechar. En pocas palabras, podemos hacerlo mejor.

El reto para Mattrick y su equipo en lo sucesivo, de acuerdo con el CEO, se centrará en fortalecer y desarrollar los factores fundamentales de su negocio. Enfocándose en áreas que la compañía dejó a la deriva durante el año pasado y que han repercutido directamente en estas pérdidas financieras. Mattrick está consciente del reto que esto implica y señala que volver a poner un negocio en orden no es algo sencillo ni que se haga de manera rápida, de manera que deberán organizar muchos periodos de trabajo pesado para poder sacar a flote a la empresa:

No lo vamos a negar. No estamos donde quisiéramos encontrarnos. No hemos cumplido con las expectativas de nuestros inversionistas, y más importante aún, no hemos cumplido con las de nuestros usuarios, los jugadores. Así como tampoco negaremos que estamos haciendo todo lo necesario para regresar en forma.

La estrategia de Don Mattrick se concentra en actividades internas que se realizarán a lo largo de 90 días, para reestructurar sus procesos y "volver a los básicos" en cuanto a la operación y sus servicios, esto no significa desmembrar su modo de operación, sino simplificarla, enfocados siempre en la calidad del producto y la experiencia del usuario, de acuerdo con el propio ejecutivo este periodo será crucial para sacar adelante a Zynga. Esto se traduce en una revisión exhaustiva de todos los niveles de la compañía y la manera en la que cada puesto interviene en cada proceso, para corregirlo y afinarlo, lo cuál también puede traducirse en una futura reestructuración, que contemple el cambio de puestos o la eliminación de los mismos.

Veo mucho potencial en todos los aspectos de nuestro negocio, desde mejorar nuestra relación y presencia en Facebook, hasta la renovación de nuestras propiedades intelectuales, nuestra red interna, el conocimiento que tenemos sobre desarrollo en plataformas móviles, todo. Y tomando en cuenta todo lo que la compañía ha logrado creo que tenemos el poder suficiente para navegar exitosamente por esta transición, donde al final lograremos crear experiencia interconectadas a múltiples dispositivos y múltiples sistemas operativos.

Don Mattrick deja Microsoft por Zynga 2

De manera tal que Mattrick deja entrever que el núcleo de su estrategia es la instauración de un sistema cross-platform 100% funcional, para llevar y acceder a los productos de la compañía desde cualquier punto sin tantas complicaciones. El papel de Mattrick sobre Zynga es vital para la definición del futuro de la compañía, luego de su carrera exitosa, con un par de tropiezos, en Microsoft y la división de Xbox, este bien podría ser el mayor reto profesional al que se haya enfrentado el muchacho en su carrera. Sólo el tiempo dirá si podrá superarlo o no.