American McGee y los detalles de Alice: Otherlands de Kickstarter al cine

American McGee y los detalles de Alice: Otherlands, de Kickstarter al cine

Los detalles de Alice: Otherlands el proyecto de Kickstarter que acaba de lanzar American McGee, creador de la saga que reinventó el universo de Lewis Carroll pueden definirse como algo atrevidos y un caso curioso de cómo funciona la maquinaria interna de la industria del entretenimiento.

American McGee es una relativa figura de culto, cada vez más desgastada, en el mundo de los videojugadores, su rol como creador de la saga de Alice resulta clave por el momento en el cuál creó su primer juego hace 13 años. Desde el momento mismo de su lanzamiento el furor fue tal que no pasó mucho tiempo antes de que se hablara de adaptar esta historia al cine. Wes Craven, director de la saga de Scream, para luego meterse en una serie de desarrollos del libreto y consecutivos rechazos del mismo, más una disputa legal entre Miramax, 20th Century Fox y Universal Studios por los derechos de la adaptación, incluso Sarah Michelle Gellar, Buffy la Cazavampiros en algún punto tuvo los derechos del filme, pero nada llegó a concretarse. La salida de la segunda parte del juego Alice: Madness Returns, se supone que funcionaría como un título que acompañaría el lanzamiento de la adaptación cinematográfica del primer juego, pero esta nunca sucedió.

American McGee y los detalles de Alice: Otherlands de Kickstarter al cine

Hoy, American McGee, creador del Alice y Alice: Madness Returns, ha lanzado una campaña en Kicktstarter para poder obtener los fondos que le permitan adquirir de vuelta los derechos de la adaptación cinematográfica de su historia y producir una serie de cortometrajes animados mediante CGI que sirvan para ilustrar el concepto de su nueva historia Alice: Otherlands, y que esto termine eventualmente como detonante para producir por fin la versión cinematográfica de su obra.

De acuerdo con lo descrito por McGee en el proyecto de Kickstarter, la saga de Alice ha sido concebida por él como una trilogía, que se integraría por los dos primeros juegos y la serie de cortometrajes animados que compondrían a Alice: Otherlands, funcionando de manera similar a como en su momento lo hizo Animatrix, todo eso en conjunto formaría el material que le serviría como base para poner en marcha la versión para cine. Ambicioso, sin duda, lo cierto es que el planteamiento de esta nueva entrega resulta interesante:

La tercera parte de la historia confrontaría a Alice con su nuevo poder, como de super héroe, con el que puede invadir la mente de los otros, de ahí el título de Otherlands. El Londres de 1875 es una época llena de muchos personajes arraigados, cada uno de ellos como un potencial vehículo para las nuevas aventuras de Alice: Julio Verne, Jack el Destripador, Charles Darwin, La Reina Victoria y una gran cantidad de artistas franceses.

Alice

Es esta última entrega de la historia se proyecta que podamos ver a Alice luchando contra una gran conspiración, una que impacte a todos los habitantes de Londres. De acuerdo con American la intención de esta trama es ser "una crítica a la sociedad industrializada", pero dándole este giro fantástico.

Como podemos observar el proyecto de McGee tiene un planteamiento definido pero no mucho más allá de ello. La intención de hacer un comentario crítico y social a través de su historia habla más de su enfoque a una narración cinematográfica que a generar lazos entre lo que vimos en los juegos anteriores, simplemente el espíritu de estos cortos parece que iría en otra dirección, y no estoy seguro de que se llegaría a sentir como algo complementario a las dos entregas anteriores, se antoja más como una variación. Una lucha de Alice contra un sistema corrupto, tomando como punto de partida el momento histórico de la sociedad y sus concepciones sobre la locura, la salud mental y el miedo.

La meta de su campaña en Kickstarter apunta a recaudar 200 mil dólares, con ese dinero podría comprar los derechos cinematográficos de su propia obra y producir el primer corto de Alice: Otherlands. Bajo la premisa de que si lograsen juntar una suma mayor de dinero podrían producir más cortos y acercarse más a su meta final: La versión para cine de Alice. Al día de hoy, más de una semana después, quedan 19 días para el vencimiento del proyecto y ha reunido poco más de 40 mil dólares, todo indica a que si mantiene ese ritmo no lo va a lograr. Pero los fans podrían hacer la diferencia.