La nueva consola de Microsoft se llama Xbox ONE

Los «contras» del cambio de política de Microsoft con Xbox One

Una de las noticias históricas del momento es el cambio de rumbo anunciado por Microsoft respecto a su nueva Xbox One, consola que finalmente será más amigable hacia el consumidor por no poner trabas a la segunda mano, por descartar el bloqueo regional y por ya no exigir conexión a Internet cada 24 horas para comprobar la propiedad de las respectivas licencias. Sin embargo, el cambio en estas políticas de uso también merman otras características que habían gustado a los jugadores como la posibilidad de poder disfrutar de la librería de tus juegos en cualquier parte, y el famoso "préstamo familiar" con hasta 10 personas.

La librería de juegos de Xbox One se puede compartir con quien quieras, sólo hay que mentir

Tras estos cambios, Microsoft aclara que cada juego que compremos debe ser instalado de forma obligatoria en el disco duro. No solo eso, también deberá hacerse una comprobación online cuando introduzcamos el disco por primera vez, con lo que se acabaría exigiendo Internet para empezar a jugar a un producto que acabemos de conseguir.

En lo que respecta a Kinect no se ha cambiado nada, y el dispositivo seguirá siendo obligatorio que esté conectado a Xbox One para que funcione el sistema, aunque no usemos videojuegos que requieran este dispositivo. La compañía también ha avisado que desde el primer día de puesta a la venta de la consola, habrá una actualización obligatoria esperándonos para ser instalada, suponiendo que para arreglar ciertas características derivadas de estas últimas decisiones.

Otra de las funcionalidades que se caen es la posibilidad de compartir nuestra librería de juegos con hasta 10 "familiares". Antes, asociando nuestra cuenta de usuario a otras 10 personas cercanas, era posible que pudieran acceder a nuestra biblioteca de juegos, aunque fue una característica que nunca llegaron a explicar del todo. Con esto ya será obligatorio llevar nuestros discos físicos de juegos siempre con nosotros si nos trasladamos a otro lugar. Aún así los de Redmond no descartan que el "préstamo familiar" pueda regresar en un futuro.