Silicon Knights en bancarrota, más vivo que nunca o en plena huida

Pareciera que la polémica es algo que está destinado a ir de la mano con Silicon Knights, como si se tratase de un estudio de desarrollo maldito, los miembros que han formado parte de esta compañía han tenido una suerte complicada, acosados por la mala fortuna, peores videojuegos y hasta acusaciones de fraude. Las últimas noticias apuntan a que el estudio (que aparentemente a estas alturas ya se compone de sólo 5 personas) se encuentra al borde de la bancarrota, luego de abandonar sus oficinas y prácticamente desaparecer.

Esto nos detona a dar este breve recorrido, sobre qué es (o fue) Silicon Knights, cuáles han sido las controversias en las que se han involucrado, y cuál aparentemente es la situación actual del estudio.

Cuando Denis Dyack era Dios

Silicon Knights En bancarrota, denis dyack

Fundada en 1992 Silicon Knights, bajo la dirección de Denis Dyack se las arregló para hacerse poco a poco de una alta reputación y un grupo de seguidores que casi les rendían culto a raíz de sus títulos, que eran algo espaciados entre sí pero buscaban siempre incluir propuestas en su interfaz de juego que refrescaran y jugarán con los límite de una interfaz convencional.

Con títulos como Cyber Empires (1992), Fantasy Empires (1993), Dark Legions (1994), The Horde (1995) y en especial el Blood Omen: Legacy of Kain (1996) para la PlayStation y PC. El estudio ganó un prestigio en donde de alguna manera su líder, Denis Dyack quedó como una suerte de visionario que prometía un próximo gran juego que reinventaría todo. Un título que tardó casi 12 años en salir y que decepcionó a todos: Hablamos de Too Human de Xbox 360, planeado originalmente en 1999 para PS original.

Sin embargo, antes de ese fiasco tuvieron el tino de lanzar la que probablemente será su obra maestra, Eternal Darkness: Sanity's Requiem (2002) para la GameCube. Seguido de un juego remake bastante de Metal Gear Solid: The Twin Snakes. Entonces ahí todo parecía fortaleza para Silicon Knights.

El fiasco de Too Human

too-human-2

Lanzado en 2008 para Xbox 360, Silicon Knights se encontró con su mayor problema con este juego, no sólo por lo espantoso de su gameplay, sino por todos los problemas que trajo consigo y su función como detonante para destapar la cloaca.

Todo el problema se originó en 2007, cuando Silicon Knights interpuso una demanda en contra de los chicos Epic Games, acusándoles de haber sido estafados con la licencia y asistencia para el uso del motor Unreal Engine utilizado en el desarrollo de Too Human. Esta lucha en los juzgados llevo a una serie de acusaciones y revelaciones, donde se partió de la pelea inicial, donde supuestamente Epic deliberadamente no dio asistencia óptima a Silicon para lanzar su juego hasta la realidad, donde Epic simplemente administró mal todo para autoboicotearse.

Hacia 2012, el tribunal dio la razón a Epic Games, obligando a Silicon Knights a indemnizar todo el incidente con un pago de 4.45 millones de dólares, mismos que no tenían. El golpe de gracia vendría el año pasado cuando se dictaminó que encima de todo Silicon debía retirar del mercado todos los juegos que hubiese desarrollado con su versión modificada del Unreal Engine.

Durante el lapso previo a ese remate la compañía lanzó X-Men: Destiny, patrocinados por Activision, para la Nintendo DS, PlayStation 3, Xbox 360 y Wii. Resultando en un fracaso rotundo de críticas y ventas, tal como Too Human, lo que los hundió todavía más. Posteriormente se descubriría que Dyack malversó parte del presupuesto asignado a este juego para destinarlo a producir una demo de Eternal Darkness 2. Entre tanto drama y decisiones erroneas el campeón dejó la dirección de Silicon Knights, para ahora hacerse cargo de Precursor Games. Compañía que actualmente se encuentra también en controversia por una posible estafa de crowdsourcing.

Hasta el cuello

Shadow of the Eternals, secuela de Eternal Darkness se financiará por Kickstarter

El verano pasado Denis Dyack abandonó discretamente Silicon Knights para fundar Precursor Games, más o menos a la par que la corte dio la orden de retirar todos los juegos de Silicon, lo que produjo un despido masivo de empleos, que curiosamente ahora trabajan en Precursor, en unas oficinas que se encuentran a algunos kilómetros de distancia. En esta semana Silicon Knights, que aún tiene esa deuda millonaria con Epic Games abandonó sus oficinas de desarrollo, y actualmente se encuentran en dios sabe dónde.

Todo hacía suponer que en realidad el estudio había llegado a su fin y de un momento a otro llenaría su declaración de bancarrota. Sin embargo hoy mismo Mike Mays, jefe financiero de Silicon Knights, ha dado la cara afirmar que la compañía sigue activa y que se encuentran ocupados con diversos proyectos en puerta (sin especificar cuáles), la cuestión aquí es que sigue siendo un misterio dónde se localizan ahora y qué se supone que están haciendo, ni siquiera Mays ha dado respuesta a ello.

Por lo pronto pareciera que la formación de Precursor Games es una suerte de trasmutación de Silicon Knights, y eso ya es algo de cuidado, particularmente para quienes han pensado en apoyarlos con su nuevo proyecto de videojuego financiado públicamente.