Beyond Two Souls

¿Qué tanto importan los gráficos en los videojuegos?

Desde tiempos inmemorables ha existido una guerra de consolas, donde todos se empeñan en ofrecer los mejores gráficos, las mejores características y el mejor diseño de producto. En pocas palabra, esta guerra gira en torno a quien tiene las mejores especificaciones del mercado, lo cual es equivocado, pues a final de cuentas las especificaciones de una consola de sobremesa o portátil no importan.

Beyond Two Souls

Cuando el PlayStation 4 fue anunciado toda la gente no tardó nada en comenzar a especular sobre las especificaciones que la consola tendría. Incluso los fans más arraigados a la marca comenzaron a defender la consola y a predicar que ésta era más poderosa de todo lo habido y por haber. Al poco tiempo fueron dadas a conocer las especificaciones oficiales y como era de esperarse la primer comparación surgió.

Es bastante interesante el ver como el mundo de los videojuegos últimamente gira entorno al apartado gráfico, dejando de lado en su mayoría los demás aspectos que conforman un título. Las guerras de consolas y de fans no es algo nuevo, pues en cada generación que se ha anunciado ha ocurrido lo mismo. Hoy hablaré de esos casos que generación tras generación nos han demostrado que los gráficos/especificaciones realmente no lo son todo y yendo en contra de la idea popular éstas realmente no importan.

Por más sorprendente que parezca, hasta ahora no ha existido una sola generación de consolas en la cual la consola con mayores especificaciones (mayor CPU o mejor GPU) gane la contienda. Por ejemplo, en la tercera generación teníamos compitiendo a la SEGA MS contra del NES famoso, que para sorpresa de muchos era inferior en aquel entonces a la propuesta de SEGA. Fue por eso que muchas personas en aquel entonces se cayeron de sus sillas en el momento que conocieron el sorpresivo resultado de ventas de las consolas. El NES obtuvo un total de 61.91 millones de unidades vendidas en su periodo de vida. Por otra parte, la bestia tecnológica que se coronó como la consola más poderosa sólo alcanzó 6.25 millones de SEGA MS colocados en los hogares de los gamer.

sega

Otro de los grandes fracasos que se tienen registrados en el mundo de los videojuegos es el que se dió en la cuarta generación donde el Sega Genesis, el SNES y el NeoGeo competían arduamente por ganarse el corazón de los gamers. Esta vez fue la NeoGeo quien además de ganar el premio a las mejores especificaciones y el costo más elevado ($650 dolares), se llevó el premio a la consola menos vendida, pues mientras sus otras competidoras alcanzaban los 40 millones de unidades vendidas, ésta sólo logró vender 1 millón de consolas.

Lo mismo pasó cuando apareció el Nintendo 64 y la PS One. Nintendo contaba con mejores especificaciones que la nueva consola de Sony y como el karma de la industria lo ha demostrado, terminó con ventas inferiores a las de su directa competidora. Ni hablemos del caso del 3DS y del PS VITA porque nos encontraremos nuevamente con las ventas bajas.

Es impresionante ver como en aquellos tiempos donde realmente la calidad gráfica importaba, los sistemas con desempeño inferior eran los que terminaban ganando el mercado. De esos tiempos viene la creencia que a mejor GPU mejor consola o mejores juegos, una creencia que hoy en día es algo obsoleta pues hemos alcanzado ese punto donde los avances gráficos ya no son tan notorios como lo eran antes.

Entonces, si la historia nos ha demostrado que las especificaciones técnicas no importan, la posible solución es tener un catálogo que llame la atención de cualquiera, que en estos tiempos es casi imposible no tener amantes de franquicias. Sí ya tenemos esta combinación entonces ¿Por qué es que muchas consolas actuales no logran sus metas? Esto es simple y sencillamente porque las grandes empresas productoras de Hardware y desarrolladores de juegos en cuestión, se están dedicando a sólo mejorar el apartado gráfico, en lugar de las opciones y contenido que sus juegos y consolas ofrecen. Por consecuencia en los títulos y en el catálogo se va a ir generando el terrible virus de la Secuelitis que eventualmente enfermara el catálogo de la consola, causando lenta y tristemente el fallecimiento de ésta. Esto ni los pocos juegos nuevos que se publican (entiéndase que no son parte de una franquicia) lo pueden curar.

nes

Esta nueva generación de consolas promete mucho pues está dejando a las empresas en un inhóspito paraje donde es necesario enfocar la mirada a las características que realmente permitan diferenciar un sistema del otro, ya que al final del día no son las especificaciones las que venden la consola, sino son el catálogo de juego y las características que puedan ser explotadas en éstos a un futuro (como Kinect que actualmente está parcialmente en el olvido), todas las nuevas opciones que den al jugador al momento de usar su equipo y las facilidades que le den a los desarrolladores, tanto AAA como Indie para crear nuevo contenido para sus dispositivos.

Hoy en día las especificaciones y los gráficos en cuestión no aportan mucho peso para el éxito de una consola, si es que contamos con catálogos un tanto repetitivos o llenos de Ports de otros sistemas, una pregunta que surge en mi mente contemplando el panorama actual de las cosas es: ¿Qué es lo que hará campeona a la siguiente consola? Tal vez sean los periféricos con los que cuente o incluso ese nuevo lado social del que todos hablamos y esperamos probar. Ésta respuesta sólo el tiempo nos la podrá contestar y créanme que espero con ansias. Para terminar me gustaría que me dijeran ¿Qué factor determina el que te encante una consola o no? ¿Son los gráficos o las propuestas en juegos?