¿ IllumiRoom de Microsoft definirá al ganador de la guerra de consolas ?

¿IllumiRoom de Microsoft definirá al ganador de la guerra de consolas?

La Illumiroom de Microsoft es un proyecto que ha provocado cierto revuelo desde su presentación formal a principios de este año. Hasta el momento su potencial y capacidad sólo había sido bosquejado de manera superficial y un poco vaga, dejando demasiado espacio a la imaginación y las conjeturas.

Sin embargo, el equipo encargado del proyecto ha publicado un nuevo video demostrativo, dentro del marco de la CHI 2013 conference en París, Francia, en donde podemos apreciar un poco del potencial de este dispositivo, que todavía se encuentra en su fase de prototipo. Dejando, de manera velada, la posibilidad abierta e inquietante del siguiente planteamiento: Tal vez Illumiroom podría ser la carta decisiva que podría darle la victoria a Xbox en la próxima generación de consolas, si todo sale bien.

¿ IllumiRoom de Microsoft definirá al ganador de la guerra de consolas ?

A la par del video demo (que veremos más adelante) fue publicado un documento en la CHI 2013, en donde se ahonda un poco más sobre esta tecnología, detallando cómo la Illumiroom "podría ser desarrollada para la próxima generación de consolas, con contenidos de juego diseñados especialmente para el dispositivo, o como podría funcionar como un agregado para las consolas existentes con los videojugadores desarrollando scripts para modificar sus juegos favoritos."

El prototipo actual de la Illumiroom de Microsoft está construido con tecnología vigente y utilizando como medio la Xbox 360 y un Kinect convencional, apoyado en juegos que corren sin problemas en la presente generación que son expandidos gracias a un proyector multimedia común y corriente que se dispara hacia la pantalla (y muro) donde se está jugando el título. En otras palabras, esto, en teoría, podría hacerse con las consolas de hoy y dejarlo crecer mediante una dinámica de código abierto donde cualquiera programaría (y compartiría) MODs a su gusto. Sin embargo, un fragmento del mismo documento de la CHI 2013 deja entrever un futuro aún más prometedor:

Idealmente la IllumiRoom estaría directamente integrada a la consola de la próxima generación, y nuevos juegos serían diseñados basados en la IllumiRoom desde el principio.

El video demo liberado por Microsoft nos despeja alguna dudas y deja en claro el potencial de este dispositivo, no sólo como una interfaz estética o un capricho visual, sino como una herramienta que puede llevar la experiencia de juego a un nuevo nivel, algo que más de un aventurado podría decretar como el siguiente paso en la evolución de los videojuegos:

La IllumiRoom se calibra a sí misma. Integra las funcionalidades de Kinect desde una proyección que apunta hacia el espacio de juego y basa su funcionamiento en los principios de iluminación de la habitación donde se encuentra instalado. La gracia de tener un proyector que lanza una imagen sobre el espacio de juego y sus alrededores es que puede producir algunos efectos visuales únicos que detonarían la experiencia de juego.

Cambiar la apariencia de la habitación, distorsionar la realidad y extender los campos de visión son las tres funcionalidades principales en las que se basa IllumiRoom para intentar reinventar todo.

El ideal, de acuerdo con el video, es que este dispositivo en su versión final pueda colocarse en una mesa de centro, para rodear el televisor con una luz proyectada. Dicha luz podrá mostrar una imagen superpuesta de los propios muebles que rodean a la pantalla, extender el campo de vista más allá del monitor, lo que sería muy práctico en título de tipo FPS, y agregar animaciones que enriquezcan la sensación visual.

Por ejemplo, utilizando una tecnología que es descrita en el video como radial wobble, la IllumiRoom puede lograr la ilusión óptica de que la habitación se sacuda al momento de realizar un disparo o detonar una explosión, de manera que nuestro entorno responda a lo que se vea en el videojuego. De igual modo es posible manipular la iluminación y saturación del entorno que rodea a la pantalla para oscurecerla o resaltarla. Así como agregar texturas interactivas que respondan los sucesos de cada escenario.

El potencial de este juguete es bastante amplio, y lo que hemos presenciado en el demo parece sólo una pequeña prueba inicial de todo lo que podría terminar ofreciendo esta interfaz. Por lo pronto la IllumiRoom de Microsoft se mantiene como un prototipo y no se ha declarado abiertamente nada sobre su lanzamiento comercial, mucho menos como un accesorio complementario a la próxima Xbox.

Sin embargo todo parece apuntar para allá. Difícilmente será algo que veremos a la par de la fecha de lanzamiento, pero de volverse una realidad en el futuro de esta consola podría ser determinante para que Microsoft mantenga su buena racha en el mercado.