Square Enix anuncia pérdidas extraordinarias y dimite su CEO

Square Enix anuncia pérdidas extraordinarias en lo que se antoja como una pequeña crisis para la famosa editora nipona. Los creadores de Final Fantasy y Dragon Quest han tenido que revisar sus próximos resultados financieros en vista de las últimas ventas que están cosechando muchos de sus títulos en el mercado occidental. La primera consecuencia es la dimisión de su actual consejero delegado, Yoichi Wada, que será relevado de su cargo a finales de mes.

241612

La editora japonesa Square Enix está envuelta en una gran reestructuración interna a consecuencia de las bajas ventas de sus últimos títulos a nivel occidental. Durante el último curso fiscal, que acaba el 31 de este mes, Tomb Raider ha conseguido vender 3,4 millones de unidades (sólo en 4 semanas de disponibilidad), Hitman: Absolution 3,6 millones (desde noviembre) y Sleeping Dogs 1,75 millones (desde agosto). Cifras que, a juicio de la editora, son insuficientes.

La primera decisión ha sido la de prescindir de Yoichi Wada, consejero delegado de la compañía, que dejará su puesto el 31 de marzo, momento donde se cierra el actual trimestre fiscal. Su sustituto será el actual director representativo, Yosuke Matsude, que tomará las riendas a finales de junio, dejando un cierto vacío de poder durante el siguiente trimestre.

La compañía ha emitido un comunicado sobre estas decisiones. Destacan que la principal razón de esta situación se debe al "rápido cambio experimentado en el negocio de los juegos", lo que les ha "obligado" a adoptar grandes reformas y una reestructuración de su política de desarrollo, estructura organizacional, modelos de negocio y todos esos menesteres de una gran empresa.

Este trimestre fiscal ha sido revisado a la baja, muy a la baja, como consecuencia de "las bajas ventas" de sus títulos más importantes en Estados Unidos y Europa, y viéndose todo esto acrecentado por el pobre rendimiento de máquinas arcade. Esto ha provocado "unas pérdidas extraordinarias" de 106 millones de dólares, que se va a traducir en una pérdidas anuales de 138 millones de dólares, un piscinazo desde los 37 millones de beneficios que habían estimado previamente y desde los 64 millones de ganancias del anterior curso.

La caída más importante ha sido la de Yoichi Wada. El ejecutivo se unió a Square en abril de 2000, antes de la fusión con Enix en 2003, siendo recomendado poco después a director financiero, ascendido a director de operaciones y finalmente como CEO. El año no ha empezado bien para los CEO de las grandes editoras, recientemente John Riccitiello fue literalmente despedido de Electronic Arts tras no cuajar su política comercial de los últimos años.