Razer Deathstalker Ultimate, análisis a fondo

Este sería mi teclado. El Razer Deathstalker Ultimate es estético, funcional y tiene ese factor de generar envidia sana entre amigos y compañeros de clan. Cometí el error de tomarlo por un teclado que solo tenía sentido para jugadores de Starcraft y me equivoqué. Desde el jugador más hardcore al friki más casual, ofrece una experiencia única y viene a facilitarte la vida. Aquí va el análisis del Razer Deathstalker Ultimate.


Puedes ver las especificaciones técnicas en la web de Razer, pero si no entiendes nada de lo que pone, no te preocupes.

Gaming

Lo primero que debes saber, si eres un purista, es que el Razer Deathstalker Ultimate no es un teclado mecánico. Esto significa que a partir de un numero de teclas pulsadas simultaneamente, el teclado deja de detectarlas. En el caso del Deathstalker, el número de teclas que sí detecta a la vez es 14, según pude comprobar gracias a un par de lápices, así que es difícil que llegues a notarlo jamás.

El Razer Deathstalker Ultimate te permite elegir entre grabar tus macros sin tiempo entre pulsaciones o con tu propio ritmo, reproduciendo tu velocidad de pulsación al detalle. Con 10 teclas multifunción personalizables con imágenes individuales y otras 5 más, dedicadas específicamente a contener tus macros, será difícil que te quedes sin hueco para personalizar tu teclado. En el hipotético caso de que necesitases más, todas y cada una de las teclas pueden personalizarse con macros y otra serie de funciones útiles.

Para evitar accidentes que todos hemos tenido o hemos temido tener, una rápida pulsación indica al teclado que entre en gaming mode. Este modo es personalizable para que ignore la pulsación de la tecla de Windows o no cambie de ventana al pulsar Atl+Tab. Más aún, gracias al software Synapse 2.0 de Razer, podemos almacenar múltiples perfiles y acceder a ellos con una simple tecla. Nada de perder tiempo configurando tus macros cuando cambias de juego. Puedes, incluso, cambiar todos tus macros en un instante para adaptarte a otro rol en un MMO.

El Razer Deathstalker Ultimate es, ante todo, un teclado para juegos. Lo cual no significa que no tenga otras aplicaciones.

Vida Real

Empecemos con las pegas. El Razer Deathstalker Ultimate es, más o menos, el doble de grande que el teclado de un portatil y un 50% mas grande que un teclado normal. Siempre es difícil acostumbrarse a un teclado nuevo, pero Razer no nos lo pone nada fácil. Por desgracia, esta joya no está disponible con la disposición de teclas española, lo cual significa que hay discrepancias entre lo que dice la tecla y lo que luego hace, y algunos caracteres como las tildes y la ñ no están señalados en las teclas.

Esto a un lado, un usuario normal de ordenador podría pensar que el Razer Deathstalker Ultimate no tiene nada que ofrecerle. Yo mismo pensaba que no le iba a sacar mucho partido. Luego configuré mis macros, con mi dirección de email, las dos contraseñas que utilizo con más frecuencia y el número de mi tarjeta de crédito. Gracias al software Synapse 2.0, la información de tu perfil se guarda en la nube, por lo que nadie puede acceder a esos macros sin permiso solo por estar delante de tu ordenador. De igual manera, puedes llevar tu teclado completamente configurado a cualquier parte. Aun así, cautela si vamos a configurar información tan sensible en un equipo de acceso más o menos público.

Los macros pueden llevarse al extremo de completar formularios completos que rellenemos habitualmente introduciendo tabulaciones e incluso clics de ratón.

El interfaz de usuario Switchblade viene configurado por defecto con accesos rápidos a Gmail, Facebook, Youtube y Twitter pero puede personalizarse para acceder rápidamente a cualquier programa o dirección URL con la pulsación de un solo botón. Es importante saber que, para acceder a tu email o a tu Facebook a través de la pantalla integrada, necesitas configurar tu teclado en inglés desde el sistema operativo ya que el Switchblade no reconoce Alt Gr. No hay ningún problema con introducir la @ directamente al monitor de tu ordenador.

La pantalla lateral del Razer Deathstalker Ultimate puede personalizarse, usarse como ratón, contener tu feed de Twitter o equiparse con diferentes widgets. Todo sea dicho, como ratón no es el más preciso ni sensible del mundo.

Estética

256 colores de iluminación fija o en ciclo, diez botones configurables, cada uno con su icono independiente y una pantalla táctil que dobla como trackpad, a la que también podemos asignarle una imagen... El Razer Deathstalker Ultimate ofrece una experiencia a gusto de cada uno.

El teclado viene equipado con un soporte para la muñeca. Esta superficie gomosa, indudablemente diseñada pensando en la comodidad, coge polvo y pelusa con muchísima facilidad. ¿Arruina la experiencia? En absoluto, pero sí es un duro golpe al aspecto general del producto, tremendamente pulido en el resto de los aspectos.

Conclusiones

8/10

El Razer Deathstalker Ultimate es un teclado para enamorarse. Sobre todo desde la perspectiva de no haber tenido nunca un teclado así: la comodidad, las posibilidades y la personalización llaman mucho la atención.

Por otra parte, siendo realistas, probablemente no necesites la mayoría de las funciones que permite salvo que lo quieras para jugar en un entorno competitivo. Incluso para gamers experimentados, muchas de las funcionalidades que ofrece pueden parecer incomodas o inútiles en primera instancia. El hecho de que el Switchblade UI esté situado a la derecha, el lado al que suele estar el ratón, ya le quita mucho juego. Sin embargo, a medida que te vas acostumbrando, encontrarás pequeños detalles para hacer tus juegos más cómodos. Razer y, en concreto, este teclado, vive en estos pequeños detalles.

El precio de 249,99€ es bastante exagerado para un teclado en general pero muy aceptable para uno de su categoría, sobre todo de gama tan alta. Si te lo puedes permitir o llevas tiempo ahorrando para darte un capricho, el Deathstalker Ultimate es una pieza de hardware muy atractiva de la que presumir.