Razer Ouroboros, análisis a fondo

El Razer Ouroboros es el ratón de más alta gama de Razer. Con una sensibilidad máxima de 8200 dpi, frente a los 5300 de los Logitech (Exceptuando el G600, que tiene los mismos 8200) y los 6400 de los Madcatz, barre a su competencia. Además, el Ouroboros es uno de los pocos ratones para gaming ambidextros, permitiendo a los gamers zurdos jugar más cómodos. Podéis ver el resto de sus especificaciones técnicas en la web oficial de Razer. Este es mi análisis del Razer Ouroboros.

Tipos de manos

En mi experiencia, hay tres tipos de formas de sujetar un ratón. Las personas que usan la "garra", sujetan el ratón con los dedos, sin apoyar la mano sobre el mismo. Las personas que usan la "palma" apoyan toda la palma de la mano sobre la parte trasera del ratón, descansando los dedos sobre los botones. Las personas que usan la "mano" reparten el peso de la mano por todo el ratón, con la carga tendiendo hacia la derecha del mismo. Yo soy de estos últimos y por eso me gustan los ratones con chepa. Por eso no me gustan los ratones planos. Como el Razer Ouroboros.

La elección de un ratón es algo muy personal y poco importa la sensibilidad, los macros y los botones disponibles cuando el periférico que vas a estar usando el 90% del tiempo que estés delante del ordenador no se adapta a tu mano.

Funcionalidades

Razer sabe hacer ratones, de eso no hay duda. El Razer Ouroboros viene equipado con diez botones configurables vía el software Synapse 2.0, que almacena la información de tu perfil o perfiles de ratón en la nube, junto con tus macros, para que puedas acceder a ellos estés donde estés. Útil si sueles acudir a eventos pero no puedes llevar tu ordenador al completo. Cada botón, salvo el clic izquierdo, puede configurarse a un gran número de acciones, incluidos macros, lanzar programas o mapear teclas del teclado.

Cada lateral cuenta con tres botones. Para evitar pulsaciones accidentales en el lado equivocado, podemos bloquear cada grupo al completo mediante dos interruptores en la parte inferior del ratón. Dos botones en el frontal del Razer Ouroboros, configurados por defecto a aumentar o disminuir un paso de sensibilidad, nos permiten acceder rápidamente a esta función o configurar otro tipo de acciones a ellos, como cambiar de perfil o disparar un macro. Los pasos de sensibilidad pueden ajustarse a través de Synapse.

El Razer Ouroboros permite asignar uno o más de sus botones a un embrague de sensibilidad, permitiéndonos reducir la sensibilidad mientras se mantiene pulsada una determinada tecla en el ratón. Desde realizar selecciones precisas en Photoshop hasta apuntar al cigarrillo de ese tío de ahí lejos en un Shooter, el embrague de sensibilidad ayuda a los que somos un poco mas torpones.

Características

Ciertos detalles hacen que Razer sea una de las empresas más punteras en periféricos para gaming. El Razer Ouroboros luce prácticamente la totalidad de estos detalles.

El Ouroboros es inalámbrico, para que el cable nunca se meta en tu camino, pero trae consigo un cable que puedes conectar al ratón, por si, como yo, eres un paranoico de la batería y gritas a tus amigos por TeamSpeak que se compren ratones con cables.

El aspecto del Razer Ouroboros y la sensación que da es excelente. A mí en concreto me encanta el tacto de la rueda que hace de botón central. Puede parecer raro, pero es mi parte favorita del ratón. La iluminación es fija en color verde, con tres niveles de intensidad y apagado y es posible configurarlo para que disminuya el brillo o lo apague cuando está en modo inalámbrico.

Los paneles que cubren los laterales del Razer Ouroboros son intercambiables y se fijan gracias a un juego de seis potentes imanes. Personalmente no encuentro demasiada diferencia entre las cuatro combinaciones posibles, pero ayuda a que estés más cómodo con tu ratón. No sé hasta qué punto es común pero uno de los imanes se desprendió y quedó atascado en el ratón mientras tomaba las fotos.

Por último, la inclinación del panel trasero del Razer Ouroboros puede ajustarse, aunque luego genera un poco de traquetéo y yo llegué a confundirlo con un botón adicional. La diferencia de inclinación no es muy palpable para mí, pero tengo muy claro cuál de los dos extremos me disgusta menos.

Conclusiones

7/10

La pregunta aquí no es si el Razer Ouroboros es un ratón sobresaliente. Está claro que lo es, tanto a nivel técnico como a nivel estético. Sin embargo, probablemente debido a su sensor de 8200 dpi, su precio es de 150€. Aquí es donde me hace dudar. Para mí, que me encuentro cómodo entre 2000 y 2500 dpi, no me merece la pena ya que tampoco me da tantas posibilidades adicionales.

Como casi todos los productos de Razer, el Razer Ouroboros tiene un precio por encima de su funcionalidad. Pero es tan bonito...