THQ Logo

THQ se declara en bancarrota

La editora THQ responsable de títulos como Darksiders, Metro: Last Light o Saint´s Row 3, ha emitido un comunicado donde oficialmente se declara en bancarrota en un proceso para hacer efectiva la venta de todos sus activos al grupo de inversión Clearlake Capital L.P. Mientras se completa el proceso de venta, la compañía seguirá operando de manera habitual, con lo que ninguno de sus estudios o desarrollos se verá afectado de manera interna.

THQ Logo

El grupo de inversión Clearlake Capital L.P se hace, por lo tanto, con todos sus activos, y además con sus estudios de desarrollo y licencias tan jugosas como Metro, Darksiders, Company of Heroes o Red Faction. El valor estimado de la compañía norteamericana en el mercado asciende a unos 60 millones de dólares.

La editora ha querido tranquilizar a inversores y aficionados declarando en su comunicado que todos los estudios de la compañía permanecen abiertos, con lo que los distintos proyectos en preparación no se han visto afectados con esta declaración. Además, afirman sentirse confiados con su cartera de juegos y salvaguardados por su buena relación con los  distintos socios internacionales dentro del sector.

El presidente Jason Rubin, que se estrenara en el cargo a primeros de año para intentar enmendar una situación límite, ha hecho énfasis en su declaración en el talento y creatividad presente en la compañía, dando la bienvenida a los nuevos inversores de los que espera que confíen en los proyectos. En dichas palabras, Rubin mantiene el compromiso de seguir creando nuevas franquicias, de desarrollar títulos de alta calidad y de seguir haciendo un uso eficiente de los distintos canales de distribución, sean los tradicionales o los digitales. De momento, aunque esta decisión no depende expresamente de ellos, no se harán más despidos en la compañía.

Como parte de esta declaración de bancarrota, han salido a la luz algunos documentos donde se filtran el desarrollo de una serie de proyectos no anunciados por algunos estudios de la editora. Los creadores de Darksiders, Vigil Games, están trabajando en un proyecto llamado 'Crawler', que bien podría tratarse de una nueva entrega de su fantástico Darksiders, y es que tras la segunda parte, parece que la IP se ha consolidado. También Relic Entertainment (Dawn of War 2), está ocupada con un proyecto al que se le conoce simplemente como 'Atlas', para lanzamiento a lo largo del 2014.

Otros estudios como Turtle Rock (Left 4 Dead 2), está dedicando su tiempo a un proyecto con multijugador cooperativo llamado 'Evolve', y Patrice Désilets (Assassin´s Creed) que comandando THQ Montreal trabajan en '1666', marca registrada a primeros de año. En meses anteriores THQ decidió abandonar proyectos como inSane de Guillermo del Toro o Devil´s Third de Tomonobu Itagaki.