logo shooter

Disfruta de un shooter como nunca habías pensado

En la actualidad, la importancia de los shooters en los videojuegos se escapa de toda duda. Las cifras de ventas que obtienen sus últimos lanzamiento, junto al auge y popularidad que adquiere este género dentro del público, han conseguido adueñarse de uno de los puestos más reconocibles dentro de los diferentes tipos de videojuegos. Aunque la mecánica del juego se haya mantenido muy parecida con el paso del tiempo (controlar a un jugador mientras terminamos con el contrincante), se han ido publicando todo tipo de novedades con el fin aumentar la espectacularidad y emoción de nuestras partidas. Sin embargo, dentro de todas las posibilidades de juego que hemos podido disfrutar, nunca nos habíamos planteado la posibilidad de disfrutar de un shooter, por medio de una interfaz textual.

shooter

La frikada del día nos llega desde la mente de Eigen Lenk, un programador de videojuegos independiente, que en un momento de extraña inspiración decidió trasladar el género de los shooters, a  un terreno totalmente inesperado: el mundo de los videojuegos con interfaz textual. El éxito de este tipo de juegos se caracterizó durante los años 70 y 80 gracias a una serie de aventuras conversacionales, en las que el jugador tenía que ir avanzando en la historia por medio de la introducción de todos los comandos necesarios para su uso: desde cómo moverse a cómo atacar, sin que en ningún momento se vea en la pantalla nada más que caracteres.

Para esta ocasión, los jugadores que se atrevan  a disfrutar de una nueva manera de juego, pueden acceder directamente desde su página web, y lanzarse a conseguir el mayor número de bajas posible. Pero como era de esperar, las complicaciones durante el manejo convierten este experimento en todo un caos de letras y espacios en blanco. Nuestro rango de acciones se limita a movernos en cuatro direcciones, observar el entorno y disparar, sin olvidar en ningún momento otras características importantes del género, como no ponerse al descubierto, o recargar la munición antes de quedarnos indefensos.

De manera que si ya estás cansado de tanto Halo y Call of Duty y todo te parece lo mismo, ya no tienes excusa para probar este divertido entretenimiento, con el que juntar dos mundos tan dispares como los shooters y la mecanografía. ¿Te atreves a echar una partida?