los niños eran enviados a terapia por su adicción a los videojuegos

Retroecetia: cuando los niños iban a terapia por los videojuegos

En esta edición de Retroecetia no recodaremos un título, sino un momento en la historia en el cual Nintendo era el rey absoluto y los niños eran enviados a terapia por su adicción a los videojuegos.

 los niños eran enviados a terapia por su adicción a los videojuegos

Nos encontramos un reportaje de los años 90's donde padres preocupados trataban de lidiar con la "videomanía", ya que se sentían "explotados" por la presión que sentían para adquirir videojuegos para sus hijos quienes, aparentemente, deseaban uno de estos por "presión social". Por eso algunos declararon negarse a comprarlos y trataban de explicar a sus pequeños que la intención era hacerles gastar dinero sin entender por supuesto, el gran avance que hubo de un sistema al otro; para ellos era solamente otra consola.

El narrador sugiere que las salas de los terapeutas podrían verse más llenas en las navidades tras el lanzamiento de Super Nintendo con un precio de 200 dólares, aproximadamente el doble de lo que costó NES -aunque a cambio Nintendo prometía "mejores imágenes, sonido y aventuras".

Otro presentador comenta que los juegos se ven "bastante bien para estándares de videojuegos" y en una frase que me causa nostálgica simpatía, nos recuerdan que los videojuegos "han recorrido un largo camino desde Pac-Man" mientras vemos a Super Mario World en la pantalla.

Es extraño ver -o más bien recordar- la percepción que se tenía hace un poco más de un par de décadas; no había gamers, había niños enviciados y retraídos sociales; los juegos eran un entretenimiento pueril capaz de volver a la gente adicta al grado de necesitar ayuda psicológica, y los adultos simplemente no podían comprender cómo es que estos pixeles ocasionaban tal pasión entre sus hijos. Y hablando de adultos, pocos se hubieran atrevido a confesar frente a sus colegas de trabajo que disfrutaban de Mario o Sonic por el riesgo de parecer inmaduros, perdedores o peor... nerds.

Claro que había exepciones, pero esta era la opinión generalizada en la época del Grunge.

Seguramente los presentadores de este noticiero jamás hubieran creído el asombroso avance que los gráficos experimentaron y que hoy en día nos permiten gozar de títulos geniales con un realismo insospechado, o que muchos técnicos, ingenieros y especialistas de software despertaron su curiosidad por tales temas gracias a sus horas con un control entre las manos y sin duda, sin ninguna duda, los videojuegos han recorrido un largo camino desde Super Mario World.

Imagen: coloribus