Satoru Iwata sigue apostando por las portátiles

Iwata confía en el potencial de las portátiles frente a móviles y tabletas

Nos encontramos en un mercado cambiante en donde en apenas un par de años, los smartphones y las tabletas han puesto patas arriba todo lo que conocíamos. Las videoconsolas de bolsillo tienen que luchar ahora con una gran cantidad de enemigos, aunque esta situación parece no preocuparle demasiado a Satoru Iwata. El presidente de Nintendo ha concedido una entrevista a Kotaku en la que insiste en su opinión sobre la pervivencia de las consolas portátiles.

Satoru Iwata sigue apostando por las portátiles

Desde el punto de vista del japonés, la clave de todo está en la experiencia que ofrecen sus máquinas en comparación con un móvil. Nintendo lleva apostando por esa innovación desde el lanzamiento de Nintendo DS y Wii, donde la doble pantalla y el sensor de movimiento asentaron las bases de lo que vendría después. En palabras de Iwata:

Una forma de asegurar de que hay mercado para los juegos en consolas portátiles es seguir ofreciendo un software que ofrezcan a los jugadores experiencias que no podrán encontrar en otros dispositivos.

Los videojuegos se pueden usar para pasar el rato o para satisfacer el deseo de una experiencia más profunda. Nosotros apuntamos a esta segunda categoría.

Hay jugadores que están dispuestos a pagar algo más por este tipo de experiencias jugables, mucho más ricas y profundas. No vamos a permitir que estas experiencias desaparezcan.

Podemos o no estar de acuerdo con estas afirmaciones, pero lo cierto es que, a pesar de sus duros inicios, Nintendo 3DS sigue manteniendo el tipo frente a otro tipo de dispositivos de juego, con unas ventas mundiales próximas a los 20 millones de unidades. El presidente de Nintendo no cree que los móviles y tabletas aporten a los usuarios del software más tradicional.

Seguro que en las oficinas de Nintendo ya hay un buen equipo de personas buscando el camino que la empresa seguirá en los próximos años para ofrecer esas experiencias a los jugadores. Tras 25 años en el negocio portátil, resulta bastante obvio que Nintendo defienda con uñas y dientes uno de los sectores que más beneficios le produce. ¿Ganarán los juegos gratuitos y para móviles la partida a largo plazo o todavía queda tiempo de sobra para las portátiles?