Deadlight 3

Ecetia Labs: Deadlight

Deadlight llega como el juego a seguir en este Summer Live Arcade. El equipo de Tequila Works consiguió posicionar su título como uno de los más interesantes y desde luego teníamos muchas ganas de probar el trabajo del estudio español que al final no nos ha decepcionado.

Deadlight 3

El título nos pone en los zapatos de Randal Wayne un guardabosques que en medio de una invasión de "no muertos" busca desesperadamente a su hija y a su esposa perdidas. Y empieza por todo lo alto mostrándonos con un estilo de cómic interactivo, que nuestro protagonista no puede tener piedad si quiere sobrevivir a la pandemia. Porque los zombies (que aquí se llaman sombras) no piensan detenerse hasta acabar con todo ser viviente.

La muerte te pisa los talones

Es bien cierto que el género de los zombies está más que explotado en el mundo de los videojuegos. Tenemos títulos para todos los gustos, Resident Evil, Left 4 Dead, Dead Rising, por nombrar simplemente unos cuantos. Pero el acierto de Tequila Works está en tratar de cambiar la experiencia. Esta vez no se trata de ir machacando no muertos armados hasta los dientes con material bélico de gran potencia. En Deadlight tendrás que salir corriendo la mayoría de las veces.

En el juego contarás desde luego, con armas para protegerte, la clásica pistola y la escopeta por ejemplo. Pero a pesar de que estas pueden ayudarte a quitarte algún no muerto de encima, como se te junten dos las pasarás canutas y si te quedas en medio de una horda de más de tres ya puedes irte dando por muerto. Esto provoca que constantemente estés pensando en la manera más fácil de esquivarlos y huir más que en enfrentarlos porque sabes que siempre tienes la de perder y la munición es escasa. Encima las sombras solo morirán si les disparas en la cabeza.

También contarás con otro tipo de armas como un tirachinas (que te servirá para activar ciertos mecanismos) y un hacha que podría salvarnos el trasero un par de veces si no fuera por que tiene dos grandes inconvenientes. El primero es que es pesada y somos bastante torpes a la hora de manejarla y la segunda es que tenemos una especie de barra de energía que va disminuyendo a cada golpe que damos con lo que una vez más, como quedes con varios enemigos enfrente lo más seguro es que termines criando malvas. Para conseguir derrotar a una sombra tenemos primero que tirarle y luego rematarle en el piso o volverá a levantarse una y otra vez.

La precisión por delante

Deadlight es básicamente un juego de plataformas en 2D así que hay que ir con los ojos bien abiertos y los reflejos a tope porque nos vamos a topar con mil sorpresas en el camino. Para pasar un escenario habrá que escalar, rodar, agacharse, tomar impulso y sobre todo saltar. Y esto último nos causará algún dolor de cabeza.

Deadlight 1

En ciertos puntos de nuestro recorrido nos encontraremos semi-atorados porque el sistema de saltos está estructurado de tal manera que, si no te encuentras en un punto muy preciso, el salto parece imposible. Así que la mecánica te despista haciéndote buscar por otro lado cuando lo único que tenías que hacer es ponerte un milímetro por delante. Después de unos cuantos intentos le empiezas a pillar un poco el truco, pero realmente es más molesto que efectivo porque no se trata de los saltos de una saliente a otra sino, por ejemplo, de tener una plataforma por encima de ti y no alcanzarla si no estás en el punto exacto que el desarrollador ha elegido.

Fuera de eso la mecánica de juego es muy atractiva y sobre todo diversa. Cuando no estás escalando algún edificio para salvarte de las sombras, estarás saltando pendientes como loco para liberarte de una persecución, evitando zonas de agua (Randall no sabe nadar, se ahogaría en un charco directamente) o resolviendo pequeños puzzles para pasar de nivel. Así que el juego no se torna pesado jamás, más bien todo lo contrario, se te pasará como un suspiro.

¿Preparado para morir?

Durante todo el juego estarás en tensión intentando prepararte para lo que el juego tiene por delante. Y es que para poder pasar de nivel tendrás que medir al milímetro todos tus movimientos, sobre todo si estás en un nivel de persecución y es esto precisamente lo que nos causará dificultades a la hora de avanzar. Habremos de intentar una y otra vez ciertos niveles hasta descubrir el camino perfecto que nos permita avanzar.

Eso sí, no tendremos que preocuparnos por vidas porque no tenemos un límite, resucitaras una y otra vez, en todo caso todo es cuestión de paciencia y coordinación para saber donde están las trampas y como podemos esquivarlas en el tiempo que tenemos. Ese es prácticamente el reto del juego porque personalmente, no encontré los puzzles complicados.

Deadlight 1

A nivel visual, Tequila Works ha hecho un muy buen trabajo. El mundo decadente en el que transitas está lleno de detalles que podrían resultarte bellos si no fuera porque estás muy ocupado por salvar la vida. La manera en la que han trabajado el uso de las luces y las sombras en los escenarios ayudan muchísimo a la ambientación provocando que vivas esa sensación de soledad y devastación de la que se habla en la historia.

Te durará una sentada

No podemos dejar de admitir que Deadlight es un juego corto. Cinco o seis horas de juego aunque en la cuenta final de tu crono no se vean reflejadas porque no cuentan las muertes ni los reintentos. Mi tiempo para la primera vez por ejemplo fue de dos horas y media.

Así que sí, el juego puede durarte prácticamente una sentada, dos si no tienes mucho tiempo libre y hay que dividir el esfuerzo pero a mi me parece un tiempo ideal. Prefiero un juego que me lleve a tope todo el tiempo y dure lo justo a uno que me dure siete horas más pero que me ha sufrir de aburrimiento para pasarlo.

En todo caso quizá el precio de 1200 Microsoft Points sea algo excesivo para la duración del juego, es algo que cada uno tendrá que ponderar, pero yo sinceramente creo que más minutos no lo hubiesen hecho más divertido.

7/10

Deadlight es un excelente primer juego para Tequila Workss tendremos que seguir de cerca su trabajo en un futuro porque hay mucho potencial esperando explotarse. Es un juego con una ambientación preciosa y un sistema de juego que te mantiene enganchado durante toda su duración. Su control no es muy preciso y la experiencia de juego es corta pero en mi opinión vale la pena probarlo.