Iconos: superando la barrera del video game

Convertirse en un icono popular es algo que carece de fórmula, el hecho de que alguien o algo supere las barreras de su lugar de origen para pasar a ser reconocido por cualquier hijo de vecino es algo que ni siquiera el objeto en cuestión es capaz de predecir. Un Maradona, un Pelé, un Michael Jackson que excedieron los límites de su disciplina para convertirse en ídolos y creo que ellos mismos no saben o no sabían muy bien por qué. Y no es cuestión de excelencia solamente, aunque eso ayuda, hay un momento y un lugar donde estar para que de golpe estemos en boca de todo el mundo, para que en cualquier rincón del planeta uno diga un nombre e inmediatamente todo el mundo sepa de lo que estamos hablando. Igualmente es aplicable a objetos o cosas no tangibles, una canción tan simple y malsonante como La Macarena, una simple bebida excesivamente azucarada como la Coca Cola o una familia animada como los Simpsons son cosas que hasta el ser humano más desorientado reconoce en cualquier lugar.

En el ámbito de los videojuegos existen varios ejemplos, hagamos aquí un pequeño viaje por esos iconos surgidos en la simple memoria de un ordenador, representados por una serie de pixeles que saltaron del monitor para enseñarno que hasta en la más oscura y novata de las artes hay posibilidades de marcar la historia y convertirse en el moderno termino acuñado por el biólogo Richard Dawkings y tan de moda hoy día, un simple pero hiper reconocido meme.

Space Invaders

Quién no es capaz de reconocer esos pocos puntos que representan a los viciosos moluscos que descendían en una negra pantalla a finales de la década del 70. Este es un claro ejemplo de popularidad en base a la oportunidad, a pesar de no ser el primer videojuego, de no ser ni siquiera el primer arcade, Space Invaders se convirtió en una fiebre instantánea. Muy conocida es la anécdota de que en Japón tuvieron que acuñar más monedas de las acostumbradas debido a la forma de comerlas de estas máquinas. Los Space invaders inauguraron los salones de arcade y también una forma de entretenimiento y lugar de reunión poco conocida hasta entonces. De hecho es el primer videojuego, como era de esperar, en tener su propia canción y videoclip inspirado en el mismo. Hoy día hay hasta un grafitista conocido mundialmente llamado obviamente Invader que deja su firma precisamente con un marcianito. Una de las mejores referencias al juego es la de Futurama y la invasión con Fry jugando al Space Invaders en la vida real, en el mismo clip hay una referencia al siguiente icono.

Pac Man

Que un personaje inspirado en una pizza se haya vuelto tan popular es algo que nadie podía prever. Cualquier círculo de color amarillo al que le falte un sector es inmediatamente relacionado al comedor de pastillas. Creado en 1980 por Namco, fue el primer videojuego que atrajo realmente al público femenino, ya allí puede estar la clave de su éxito. La pacmanía fue tan grande que no sólo se le dedicó una canción sino un álbum entero con música inspirada en el videojuego. También Pac Man es el primer personaje que tuvo su propia serie de dibujos animados, hoy caído un poco en el ostracismo aún sigue siendo representante de una década.

Mario

Y si, no es casual que Shigeru Miyamoto haya recibido un premio tan foráneo a los videojuegos como el del Príncipe de Asturias. El aporte a la cultura popular que le ha dado Mario al mundo es inmenso, ningún otro personaje del gran Shigeru a superado las barreras de los videojuegos como lo hizo Mario, ni siquiera el verdadero protagonista de su primer juego, Donkey Kong. Explicaciones, pocas, quizás sea por el primer personaje con claros rasgos occidentales que pisó un videojuego lo que haya identificado a millones de personas, quizás esos atractivos mostachos o esa pose de plomero macho que hace cualquier cosa con tal de salvar a su amada del malvado de turno. Lo cierto es que ver a alguien con bigotes y gorra, y si encima es plomero, sin dudas lo primero que nos vendrá a la cabeza será Mario. Obviamente tuvo su serie animada, pero un gran indicador de su popularidad es que fue el primer personaje de videojuego en caer en las garras de Hollywood con la horrible pero imposible de olvidar, película que hicieron con él a principios de los 90, y cuidado, que actores de prestigio no faltaban, lo teníamos a Bob Hoskins, John Leguizamo y Dennis Hopper, pero aún así no lograron salvar el desastroso guion.

Tetris

Rusia en los ochenta era un lugar cerrado y misterioso, según la imagen de occidente, un mundo oscuro y opresivo, donde la gente vivía poco más que en el medioevo y solo salían de allí malvados de películas de James Bond. Sin embargo, un humilde programador y fanático de los problemas de ingenio llamado Alexey Pajitnov llevó a cabo una idea simple pero genial. Un simple juego basado en un clásico solitario basado en piezas compuestas por cuatro cuadrados llamados tetranimos. De ahí a Tetris un simple paso. Tetris fue el primer juego que se jugaba en todos lados, que coincidió con la explosión de los ordenadores en las oficinas, con lo cual no hay un sólo oficinista que no haya perdido preciosas horas laborales jugándolo. Este simple juego catapultó las ventas del Gameboy, también de las pequeñas versiones chinas de handhelds dedicados que todavía se siguen vendiendo a apenas unos centavos de dolar en las casa de porquerías orientales. La clásica y bellísima música rusa, llamada Korobeiniki, que acompaña al juego también goza de una popularidad que ni siquiera su compositor imaginó.

Lara Croft

Un juego que revolucionó la forma de jugar, el primer juego de plataformas 3D que era un digno sucesor del Prince of Persia, y para mejores con una protagonista ligera de ropa y una gran delantera. El público gamer masculino se vio conquistado inmediatamente. Los primeros cosplays populares fueron sin dudas los de las modelos que la han representado oficialmente. Pero definitivamente los que convirtió a Lara Croft fue definitivamente su película, una versión aggiornada de Indiana Jones pero con Angelina Jolie como protagonista. El hecho que para bien o mal Lara Croft se ha convertido en un icono de aventurera femenina y ha sido imitada hasta el hartazgo. Aun así es un icono relativamente reciente y aún tiene tiempo de crecer o caer en el olvido, aunque yo apuesto por lo primero. Aprovecho la ocasión para contarles que están las primeras tres entregas de Tomb Raider en GOG a tan sólo 10 dólares.

Angry Birds

El icono indiscutible moderno en la historia de los videojuegos es obviamente la interminable batalla entre los enojados pajarillos y los traidores cerditos verdes que se han hecho con sus huevos. En tan sólo un par de años que llevan de existencia hay Angry Birds por todos lados y de hecho el lanzamiento de su última secuela fue anunciada incluso en lo noticieros más alejados del mundillo gamer. Almohadones, muñecos de peluche, camisetas, juegos de mesa, fondos de pantalla, y hasta su propia serie de dibujos animados han logrado en su corta vida. Y su ingreso a Facebook hace que estén al alcance de cualquier mortal sin siquiera pagar un centavo.

Como verán no hay siquiera un período de tiempo más o menos predecible entre un icono y otro, mientras los tres primeros surgieron en un lapso menor a 5 años, hay períodos de hasta 10 años donde ningún otro personaje se hace lo suficiente fuerte como para convertirse un icono popular. Es claro que hay clasicos que tienen una cierta tendencia a convertirse en iconos, como Mortal Kombat, Street Fighter, o el ya nombrado Prince of Persia, pero considero que aun no han logrado sobrepasar la barrera exclusiva del videogame para convertirse en un símbolo de masas reconocible hasta por nuestras propias abuela. Los invito a sugerirme los que para ustedes deberían integrar esta escueta lista y ocupar un lugar en el podio máximo de la popularidad.