Continúan las bizarradas niponas, esta vez en PSP

Desde que me pilló desprevenido el argumento del Record of Agarest War 2 del pasado día (con su curiosa forma de mezclar las estadísticas de un juego de rol japonés con inesperadas escenas de lo más "ecchi"), mi curiosidad por los límites de la creación humana al otro lado del globo no ha hecho más que aumentar, estaba seguro que si este elemento había llegado a tierras occidentales, es sin duda a que no es un género nada nuevo por aquellas tierras y deberían existir varios ejemplos de otros títulos.

Sin otro motivo en mente, me planté mi atuendo de explorador en busca de nuevos juegos que mezclan tan alegremente temas de lo más bizarro ¿tendría éxito en mi búsqueda?...la verdad es que no esperaba tener una respuesta tan pronto.

Porque desde Vandal Online nos llega el aviso de una posible futura llegada a nuestras fronteras de un nuevo título para PSP, que levantará alguna reacción curiosa, hablamos de Conception: Please have my babies (y si, el título es el original).

Gracias a la información de la genial web de Koi-Nya, pude averiguar más información de esta extraña obra. Se trata de un reciente juego de PSP que salió en tierras japonesas de la mano de Spike Chunsoft el pasado 26 de abril y tiene ante todo una disparatada trama, que une todo lo que puede necesitar un adolescente japonés algo solitario en sus alegres sueños. En el inicio de la historia, seremos el típico estudiante de instituto que tiene la típica caída, en un típico vórtice dimensional, que le transporta a una típica dimensión desconocida.

Hasta aquí, podemos decir que el argumento está más que usado en otros cientos de títulos de anime y manga, pero nuestros compañeros orientales han querido dar una pizca de frescura irracional, porque en esta dimensión desconocida, nuestro héroe verá como esta dimensión está siendo devorada por unos demonios surgidos del desorden estelar, entonces tendremos que realizar el papel salvador que el destino nos tiene planeado e ir a las profundidades de las mazmorras donde estos demonios se cobijan. Sin embargo, la vuelta de tuerca surge cuando tendremos que apoyarnos en la batalla de unos camaradas de lo más inesperado, porque necesitaremos la ayuda de los niños de las estrellas, que no son otra cosa que los hijos que vamos teniendo con el cortejo a unas doncellas con unos atributos zodiacales muy arraigados.

¿Y qué mejor que una prole surgida de los escarceos con 12 delicadas doncellas zodiacales para acompañarnos a las profundidades del infierno? Además de manejar lo irreal de la historia, el juego nos plantea la proeza más épica posible, un logro que tendría que merecer una categoría superior al platino, porque tendremos que establecer una relación con las diferentes doncellas (mediante una mecánica similar al dating sims) y tener descendencia con todas ellas sin que ninguna se percate de la jugada múltiple que tenemos entre manos. Porque no es fácil tener que estudiar un instituto japonés y tener que salvar el mundo en una dimensión paralela, acompañados de nuestros hijas e hijos en la batalla, mientras llevamos un noviazgo elevado a la doceava potencia con mujeres que esperan que nos comportemos como caballeros, llevándolas todos los regalos posibles e incluso atendiendo a sus llamadas de móvil, aunque estemos en medio de una batalla (y sí, eso también pasa en el juego).

La descendencia tendrá un aspecto clave, nuestros hijos tendrán diferentes clases y atributos y serán más fuertes cuanto mayor sea el vínculo con sus madres, por lo que tendremos que estar muy atentos a todas las variantes que pueden hacer de nuestra chavalada un equipo potente, porque su poder no está únicamente relacionado con el afecto y cariño que nos tengan sus madres, sino que además intervienen algunos aspectos novedosos, como que los hijos nacidos de las infidelidades que tengamos con las parejas de un amigo serán mucho más poderosos...¡¿pero a qué estoy jugando?!

Para los más deseosos de poder echarle el guante al juego, os aviso que no tiene escenas tan subidas de tono como podríamos esperar, tendremos escenas algo ecchi con las hermosas protagonistas, e incluso algún evento semanal en los cuales podremos incluso llegar a acariciarlas, pero no llegaremos a ver mucha más carne de la permitida y la concepción de los niños se realizará mediante la fusión de nuestros espíritus en unas "vasijas-matrioska", lo siento por la gran decepción.

Confirmando mi anterior teoría, los japoneses son los números uno en conseguir nuevos "What the fuck??" con sus nuevas y delirantes obras. Conception: Please have my babies mezcla usados y típicos estereotipos con elementos de lo más bizarro para sacarnos al menos una sonrisa...y lo que surja.