Vergüenzas de un gamer

Me siento orgulloso cada vez que digo que soy gamer y trato de demostrarlo en las charlas cuando nos ponemos a repasar información totalmente inútil y trivial sobre diversos juegos, a veces nos ponemos con otros amigos a recordar juegos raros o competimos para ver quién consiguió terminar primero X juego o cuántas horas invertimos en el.

Sin embargo siempre llegamos al momento en el que me quedo callado al hablar de cierto juego para no pasar vergüenza, para que mi "pedigree" de gamer no quede manchado. Estoy hablando de esos juegos que todos jugaron y nosotros no, o esos juegos que todos aman y nosotros secretamente odiamos. Estas son algunas de mis pequeñas vergüenzas como gamer.

Hasta los 20 años odiaba los RPG y los juegos de estrategia

No entendía cómo se jugaban ni me llamaban la atención los juegos de ambos géneros, pero todo cambió cuando casi al mismo tiempo me topé y me enloquecí con el genial Age of Empires II que me hizo entender los RTS y el Diablo II, juego que si bien no es un RPG puro me permitió entender los conceptos básicos de dicho estilo, de ahí en adelante traté de jugar a cuanto juego de rol y estrategia pude.

A pesar de esto ya era un poco tarde para volver atrás por lo que me perdí grandes joyas como Dune, Command And Conquer, Baldur´s Gate o cualquier juego de la serie Ultima. Hoy los podría jugar gracias a la maravilla del abandonware o sitios como GOG, pero realmente se complica mucho por cuestiones de tiempos. Ah! la adultez.....

No terminé ni el Monkey Island 1 ni el 3

Amo a Guybrush Threepwood y todo lo relacionado con su universo, sin embargo mi primer contacto puro con el fue en Monkey Island 2, el cual jugaba en los tiempos muertos que tenía cuando trabajaba en una fábrica de plásticos. Cuando se editaron las ediciones especiales recientemente empecé a jugar al 1 pero un problema en mi PC hizo que se borre el avance y no lo volví a jugar....con el 3 simplemente no pude copiar el CD 2 porque tenía una protección y sólo jugué el primer disco completo. Esta es una de las que más me marcan cuando las menciono en reuniones de amigos gamers.

Sólo terminé un juego de Zelda.

Nunca tuve NES ya que mi infancia estuvo dominada por la Commodore 64. En la época de la Super Nintendo me decanté por la Sega Megadrive porque tenía cartuchos copiados que salían un 10 o 20% de lo que salía cualquier original de la SNES en Argentina. Esto hizo que durante años Zelda para mí sea sólo algo que veía en las revistas españolas, que si bien me llamaban la atención no hacían que me muera. Cuando llegó a mis manos la Nintendo DS uno de los primeros juegos que tuve fue el Phantom Hourglass, juego que AMÉ y que pude terminar siendo el primer y único Zelda que completé. A pesar de tener Wii y varios Zelda en emuladores no pude hacerme el tiempo para terminarlos, a pesar de estar consciente de que la mayoría de ellos están en todas las listas de los mejores juegos de la historia, y eso es algo que me apena terriblemente.

Sólo jugué un Final Fantasy y no lo pude terminar

De nuevo por el mismo problema del costo de los cartuchos en Argentina y por no entender las bases de los JRPG pasé por alto todos los FF y sus derivaciones. Sin embargo ya de grande intenté poner mis manos sobre alguno de ellos en sus versiones remake, pero sólo pude jugar con profundidad el IV en mi PSP, al cual habré metido unas 20 horas. Sin embargo cuando lo estaba jugando salió algún otro juego que llamó mi atención y cuando volví al FF IV había olvidado completamente que era lo siguiente que tenía que hacer, para colmo no tiene un registro de quests y la única manera de seguir es hablar con algún personaje, cosa que me hacía perder 1 hora dando vueltas sin éxito, usando aún videos de Youtube. Resultado: abandono por cansancio. ¿Jugaré a algún otro? Realmente espero poder hacerlo antes de morirme ya que estoy cansado de escuchar las maravillas de algunos episodios como el VII.

No entiendo la pasión por Halo

Jugué el primer juego en su versión PC luego de babear cuando vi un video de gameplay del mismo en la Xbox, consola a la que nunca jugué. Sin embargo más allá de un par de momentos el juego no me causó demasiada emoción, más allá de que el port no estaba del todo bien hecho, por lo que luego de terminarlo quedó en el olvido rápidamente. Tuve luego la oportunidad de jugar unos niveles de la campaña del 3 en la Xbox 360 y un rato al multiplayer y nuevamente, me pareció un buen FPS pero sigue sin parecerme en absoluto nada del otro mundo, por lo cual sigo sin entender la pasión que tienen muchos (¡sobre todo los norteamericanos!) para que haya un RTS, serie animada, muñecos de acción, animés, comics, libros, etc.etc....

Nunca jugué un juego de Pokemon

No sé si será una cuestión generacional o qué, pero la única vez que jugué en un emulador de Game Boy uno de estos juegos lo saqué a los pocos minutos porque me aburrió. Vi imágenes de los de DS y siguen sin atraerme, sigo viendo que muchos de ellos aparecen en las listas de los mejores juegos de la historia pero no pienso tocar uno en mi vida.

¿Y ustedes, lectores ecéticos, se animan a contar sus vergüenzas como gamer? Espero sus comentarios.