¿Te mareas jugando?

Muchos festejaron la venida del 3D a este mundo, muchos alucinaron desde la aparición de Wolfestein 3D y el nacimiento de los First Person Shooters. Muchos si, pero yo no. Ese fatídico día comenzó mi sufrimiento. Si, aunque esos juego no eran realmente tridimensionales mi cerebro los interpretaba como tales y me lo dejaba en claro con unos maravillosos mareos y posteriores y atroces dolores de cabeza. Lo peor era la lotería, ya que no todos los juegos me lo producían, los había más realistas y otros no tanto, pero no había un patrón aparente, hasta que un día, cansado de tener que abandonar partidas a muerte con mis amigos de Unreal Tournament decidí que era hora de buscar una solución, y me puse a investigar.

Enfermedad de movimiento

Según Wikipedia:

La cinetosis o como es más conocido en el ambiente juegófilo Motion Sickness es el trastorno debido al movimiento, bien sea por mar, aire, coche, tren o el producido por algunas atracciones cuyos principales síntomas son vómitos, náuseas, falta de equilibrio, producidos por la aceleración y desaceleración lineal y angular repetitivas.
Sus causas son la estimulación excesiva del aparato vestibular por el movimiento como causa primaria. La susceptibilidad individual es muy variable. Los estímulos visuales como un horizonte en movimiento, la mala ventilación debida a humos, monóxido de carbono o vapor, en muchas circunstancias asociados al vehículo de transporte y los factores emocionales como el miedo o la ansiedad actúan junto con el movimiento para precipitar un ataque.
Como remedio, cuando no se puede evitar el movimiento, las personas susceptibles pueden reducir la exposición colocándose en la zona de menor movimiento del vehículo. Lo mejor es la posición en decúbito supino o semirrecostado con la cabeza bien apoyada. Se debe evitar la lectura. El mantenimiento del eje de visión con un ángulo de 45 grados por encima del horizonte reduce la susceptibilidad. Para algunas personas es útil evitar fijar la vista sobre las olas u otros objetos en movimiento. En los barcos es importante que el camarote esté bien ventilado, así como salir a la cubierta para respirar aire fresco. El exceso de alcohol o comida antes del viaje o durante el mismo aumenta la probabilidad de cinetosis. Se deben consumir cantidades pequeñas de líquidos y comidas sencillas con frecuencia durante un viaje prolongado, aunque si se trata de un viaje corto en avión es preciso evitar los líquidos y sólidos y especialmente las bebidas alcohólicas y las que contienen gases.
Existe la posibilidad de disminuir los síntomas fijando la mirada en un objeto que no esté en movimiento.

Nada claro, quizás el párrafo "Los estímulos visuales como un horizonte en movimiento" tenga la clave, aunque no conozco a nadie que se haya mareado jugando un juego en dos dimensiones con paralaje. Pero la cosa estaba seguro, venía por allí. Atención, de pequeño, yo solía marearme en los autos y buses, nunca me pasó en el tren o en el avión. Evidentemente tiene que ver con algo relativo a movimientos cortos que a ver pasar un horizonte. Por otro lado toda la solución que presentaban aquí no servía para seguir jugando, ya que lo que proponían era dejar de hacer lo que estabas haciendo, vaya solución. Así que me decidí a seguir investigando.

No estaba solo

Algo que detecté ante la primera búsqueda sobre mareos y videojuegos era que no estaba solo en este mundo, que había mucha gente que sufría igual que yo. Mirando varios foros leía mensajes como estos:

Yo me mareo con muchos juegos de primera persona, de hecho, casi los rehuyo, porque he llegado a veces hasta a vomitar. Si veo que comienzo a jugar y me noto que comienzo a sentirme raro, desenchufo y me voy a que me dé el aire, que no está la cosa para ir vomitando con lo que cuesta la comida...

Por que razon, al jugar juegos tipo BIOSHOCK, Resident Evil, Dead Island etc, o sea mas que todo Shooters en primera persona, al transcurrido un tiempo de aproximadamente unos 20-30 minutos, empiezo a tener una sensación de mareo y ganas de vomitar? y me toca dejar de jugar y esa sensación me dura hasta 2 o 3 horas después de haber cerrado el juego.
Pero lo raro es que juego Dirt3 o cualquier juego de carreras y puedo durar un dia entero jugando y nada, todo OK. Ni siquiera cansancio visual siento.
Igualmente permanezco de 8 a 10 horas todos los dias frente al PC por mi trabajo y todo OK.

Ayer me puse a jugar el Killzone en PS2 para comprarme pronto el de PS3, pero luego de jugar un tiempo corto me comenzó a doler la cabeza y sentirme un poco mareado y hasta con nauseas. Son generalmente en juegos de primera persona con los que me ocurre lo mismo como Medal of Honor, call of duty (la pase en un largo tiempo por el efecto mareo), El agente 007, entre otros.

Yo, por ejemplo, NO PUEDO CON EL MOTOR QUAKE 2 Y SUS DERIVADOS (tuve problemas para acabarme a trompicones el Quake 2 y el Half Life -sin embargo, CON EL COUNTER STRIKE NADA DE NADA). Puede ser que de eso siempre haya tenido predilección por el Unreal Engine (aunque también las pasé canutas con el Wheel of Time de PC).

Notarán que ni siquiera tenía que ver con el motor del juego ya que Half Life, Quake 2 y Counter Strike lo comparten, de hecho Half Life y Counter Strike eran parte del mismo paquete, así que no, por ahí tampoco iba la cosa. Tampoco es una cuestión de plataformas ya que afecta a usuarios de PS2, PS3 y Pc por igual, ni siquiera tiene que ver con la velocidad, puesto que son pocos los juegos de carreras que marean. Tampoco era cuestión de iluminación, ya que si bien Bioshock es un juego oscuro para nada lo es Call of Duty. Entonces, ¿qué era? se estaba volviendo misteriosa la cosa.

Puntos de vista

Existe un término muy utilizado en fotografía y cine que se llama Campo Visual o su equivalente en lenguaje anglosajón Field of View al que la mayoría conocen como FOV. El FOV no mide otra cosa que el espacio que puede ver el ojo, dicho espacio se toma en grados sexagesimales y extiende aproximadamente y unicamente desde 60 grados hacia dentro de la nariz hasta 100 grados hacia afuera en cada ojo, y unos 60 grados por encima y 75 grados por debajo de la horizontal. Para ampliarlo artificialmente hace falta un lente como por ejemplo un gran angular que extiende este ángulo hasta unos 120 grados, achicarlo es mucho más simple, colocando delante nuestro una caja y mirando a través de ella lo reducimos. Un ejemplo de reducción del campo visual es el uso de anteojeras para que los caballos no se asusten con lo que ocurre en su periferia. Bien, lo qué sucede con los juegos es lo siguiente, nuestro campo visual está determinado por la colocación de la cámara respecto al movimiento de nuestro personaje, si la cámara se coloca muy por delante --reduciendo así el campo visual-- los movimientos se tornarán más bruscos y notaremos que haremos un esfuerzo para detectar bien que es lo que pasa delante de nuestras narices, si lo colocamos muy detrás empezamos a sufrir el efecto contrario y comenzaremos a ver las cosas como un pez los cuales superan los 180 grados de ángulo del campo visual. Esto es precisamente lo que acarrea los mareos y dolores de cabeza, cuando el FOV supera los 90 grados o baja de los 70 comenzaremos a sentir dichos síntomas. Algunas personas son realmente inmunes a estos cambios pero otros los sufrimos en serio. La gran mayoría de los juegos de hoy día permiten cambiarlo jugando un poco con la consola.

En juegos como Half Life el campo visual está fijado en 75 grados pero es posible cambiarlo por medio de la consola usando el comando:

sv_cheats 1;fov 90

que lo cambia a 90 grados, sin embargo está considerado una forma de cheating.
En Mirror's Edge el ángulo estaba fijo en 70 grados a propósito para causar vértigo al jugador, sin embargo en uno de los parches fue cambiado a un ángulo más elevado debido a las múltiples quejas de los mareados videogamers.
El cálculo preciso de FOV depende de la distancia a la que nos encontramos de la pantalla y el tamaño de la misma, según el sitio de Valve para calcular la distancia correcta a la que colocarnos frente a la pantalla debemos utilizar la siguiente fórmula:

distancia del observador = (tamaño de la pantalla)/(2*tan(FOV/2)

Aún así, la mejor manera es experimentar, si sufrimos mareos, es probar a jugar más cerca, más lejos de la pantalla o en su defecto si el juego lo permite, cambiar el dichoso FOV.

Espero que este artículo les ayude un poco a paliar esa molestia que no pocos sufrimos.