Ecetia Labs: Batman Arkham City

Versión analizada: PC

Cuando hace unos 3 años jugué a Batman Arkham Asylum me convencí de que estaba frente al mejor juego basado en un personaje de cómics de la historia. La gente del estudio inglés Rocksteady demostró con absoluta maestría todo el amor hacia el encapotado entregando un juego impecable que volvería loco a cualquier fan del personaje creado por Bob Kane, y lo mejor de todo, divirtiendo a cualquiera que no sea un especialista de Batman. El desafío de crear una continuación para un juego que fue unánimemente alabado por la crítica era grande, por lo que cuando vi hace unos meses que Arkham City estaba a punto de ser finalizado comencé a frotar mis manos de emoción. Y por suerte no me decepcioné.

El juego comienza cuando Batman queda encerrado dentro de una gigantesca ciudad prisión llamada "Arkham City" donde los delincuentes más peligrosos del mundo están reunidos y llevando a cabo un plan del doctor Hugo Strange, uno de los archienemigos del encapotado, para destruir Gotham City y sus alrededores. Pero claro, eso no es suficiente problema, también tenemos al Joker dando vueltas para seguir molestando al enmascarado, y muchos otros villanos así como aliados que nos sorprenderán con sus increíbles apariciones que a la vez irán desentrañando poco a poco una trama apasionante, que nos hará seguir jugando hasta llegar al final para saber qué pasa realmente. El apasionante guión escrito por Paul Dini, conocido y veterano guionista de varios comics, series de tv y películas es interpretado nuevamente  con maestría en la versión en inglés por Kevin Conroy como Batman (el mismo de la serie animada del enmascarado) y Mark Hammil (si, el mismísimo Luke Skywalker) haciendo del Joker, entre otros. Si pueden recomiendo que lo jueguen en inglés ya que las voces son realmente espectaculares y realmente son parte integral de la experiencia. Y el final del juego.....es realmente impresionante.

Todo lo que había hecho de Asylum un éxito está presente aquí pero recargado, en el mejor sentido de la palabra. Batman dispone de cada vez más y más aparatos, el mapeado es gigantesco, las misiones secundarias, los acertijos (¡400!), los desafíos, todo esta aumentado y mejorado. El genial sistema de combate en el cual no importa la velocidad en la que apretemos los botones sino con cuánta precisión y "timing" lo hagamos sigue presente y mejorado, haciéndolo más divertido y visualmente agradable que nunca ya que podemos usar cosas como los "batarangs", lazos y varias cosas más que nos harán sentir auténticos superhéroes. El mayor cambio que se introdujo es  un sistema de puntos de experiencia que, a medida que nos metamos en combates, iremos ganando y nos permitirán liberar nuevas habilidades y herramientas por lo que somos nosotros los que decidimos cómo avanzar en el juego y qué especialidades mejorar.

Por sobre todas las cosas lo que más me emocionó de Arkham City es la sensación de "ser" Batman que transmite constantemente, cosa que muy pocos juegos logran. Sentimos el miedo de nuestros enemigos, los vigilamos, los seguimos, somos el Señor de la Noche y nuestra presencia es respetada. Si nos gusta la acción o el sigilo nada nos impide avanzar en el juego usando uno de ellos o ambos, si bien el sigilo es la opción más segura y, para que negarlo, no hay nada más emocionante que estar cabeza abajo con Batman y atrapar a un delicuente desprevenido para dejarlo colgado mientras sus compañeros nos buscan infructuosamente. Por si esto es poco hay instancias en las que podremos usar a Catwoman con misiones específicas y lugares sólo accesibles con ella, y la posibilidad de comprar como DLC a Robin, el cual también dispone de mapas y armas nuevas.

Gráficamente el juego es todo un lujo en consolas pero en PC se ve aún mejor si disponemos del exigente hardware recomendado, y fue este el único apartado en el cual podemos criticarlo. Ya habiamos reportado en Ecetia que la versión de PC a pesar de ser lanzada un mes luego que la de consolas era practicamente imposible de jugar en DirectX 11 hasta en las computadoras más potentes, cosa que se resolvió con un posterior patch pero demostrando que el juego es realmente exigente, ya que para habilitar por completo los efectos de las físicas (los cuáles no están presentes en consolas) se recomienda tener dos placas de video (!!). Más allá de eso el juego es un deleite visual, plagado de detalles e imaginación, así como un diseño de arte soberbio que demuestran el buen saber y oficio de los artistas de Rocksteady y lo bien investigado que está el universo de Batman.

Para completar el cuadro el juego no se queda corto en extensión, yo terminé la historia principal tras 20 emocionantes horas y según las estadísticas sólo llevo un 39%. Todavía quedan por completar los diversos mapas de desafíos, conseguir todos los acertijos de The Riddler, salvar a todos los prisioneros políticos, completar las misiones secundarias, etc, etc, lo que llevaría otras 20 horas en promedio. Si a esto le sumamos la posibilidad de ver gran cantidad de arte conceptual, modelos 3D de los personajes principales y sus biografías, podemos decir que estamos frente a un título que estará largo tiempo entre nuestros preferidos.

Con todo esto dicho no queda otra cosa que reconocer que estamos frente a uno de los mejores juegos del año y sin duda el mejor juego de Batman y de cualquier personaje de cómics de la historia. Rocksteady ha dado muestras nuevamente de una sabiduría y un amor por el personaje que realmente nos deja sin palabras, haciéndolo un juego obligado para todo gamer que se precie de tal y que quiera disfrutar de la experiencia de ser el verdadero Señor de la Noche.

 

9,5