Ecetia Labs: Professor Layton and the Last Specter

En los últimos tiempos sólo dos juegos han logrado sacarme lágrimas al llegar al final, uno fue Professor Layton and the Diabolical Box (lo tuve colgado por terminar durante meses) y el segundo fue la última aventura del Profesor Layton denominada "The Last Specter", y eso para un tipo de 35 años que ha jugado cientos de juegos, es decir mucho. Puede ser que la Nintendo DS esté en su etapa final de vida comercial, pero está claro que son esta clase de juegos exclusivos y que sólo se pueden jugar en esta consola, los que nos harán recordarla por muchos años más como una de las mejores cosas que le pudo pasar a la historia de los videojuegos.

Para aquellos que nunca jugaron algún juego de la serie de aventuras del Profesor Layton, se trata de una mezcla de aventura gráfica mezclados con una increíble cantidad de acertijos y juegos de ingenio. Dicho así no parece ser mucho, pero para captar la esencia de este tipo único de juegos no queda otra que probarlos y entender el porqué de su belleza. Desde su estilo visual, gráfico, hasta el cuidado puesto en cada una de sus cinemáticas, en la música y en la gran cantidad de contenido puesto en un sólo cartucho, el juego no deja de sorprender y demostrar cuanto amor por la franquicia tienen sus desarrolladores, la gente de Level 5.

"The Last Specter" es en sí una precuela ya que nos lleva un par de años antes que las previas aventuras, cuando el profesor de arqueología Hershel Layton aún no conoce a su fiel aprendiz Luke Triton. Layton se dirige junto a su asistente Emmy Altava hacia el pueblo de Misthallery ya que quiere investigar acerca de un extraño ser llamado por los locales "Espectro" que ataca la ciudad cada cierto tiempo destruyendo gran cantidad de casas y aterrorizando a sus habitantes. Es allí donde conoce a Luke quién fue el que realmente pidió su ayuda y no Clark Triton, padre del niño y viejo amigo del profesor.

La historia comienza a desarrollarse de una manera totalmente inesperada e intrigante, en la que el trío de protagonistas se cruzará con gran cantidad de interesantes personajes, alternando a su vez con una gran cantidad de cinemáticas realizadas con un nivel artístico y de calidad asombrosas, dignas de cualquier película animada de gran presupuesto. A través de los diálogos con los habitantes de la ciudad iremos recogiendo pistas para resolver el misterio a cambio de resolver acertijos o puzzles. En este punto es donde el juego brilla toda su fuerza, ya que estos acertijos son de lo más variados y divertidos, llevándonos a exprimir nuestras neuronas pero nunca llegando a frustrar al jugador.


En caso de que nos trabemos en algún momento disponemos de 4 pistas que se pueden destrabar a cambio de monedas, las cuáles podremos conseguir tocando en distintas partes de los escenarios. Esto hace que no sólo debamos buscar en cada escenario nuevas monedas ocultas sino que además podamos encontrar puzzles ocultos, los cuáles tampoco son obligatorios para terminar la aventura pero nos ayudarán a juntar "picarats", una moneda que podremos usar para desbloquear diversos contenidos y desafíos, llegando a sumar 170 puzzles en total. Pero si todo esto nos parece poco, Nintendo ofrece además de manera gratuita, la posibilidad de bajar semanalmente nuevos acertijos a través de la conexión Wi-Fi, lo cual alarga ampliamente la vida útil de este cartucho.

Pero esta es sólo una parte del contenido de este juego, ya que además de los puzzles iremos destrabando una gran cantidad de minijuegos y actividades, totalmente opcionales y que no influyen en el desarrollo del juego pero que elevan los valores de producción de esta obra a niveles pocas veces vistos en la doble pantalla de Nintendo. El juego cuenta además con una banda sonora de esas que quedan en la cabeza del jugador por años, y que ambienta a la perfección la bella atmósfera que las ilustraciones hechas a mano crean.

Por si esto fuera poco la gente de Level 5 ofrece dentro del mismo cartucho un juego totalmente completo y separado de la historia principal llamado "London Life", una especie de RPG old school, con gráficos pixelados que recuerdan a los viejos juegos de rol de la epoca de la SNES, el cual ofrece según sus creadores casi 100 horas de gameplay. Si, leyeron bien, 100 horas en un juego que viene como extra.

10

Tras todo esto no me queda más que decir que "Professor Layton and the Last Specter" es una compra obligatoria para todo aquel que posea una DS y a todo aquel que se precie de ser un gamer de corazón. La atención puesta en los detalles, la demencial cantidad de contenido, la apasionante historia y su increíble final sumado a la belleza del diseño visual y animado hacen de este juego uno de los mejores juegos aparecidos en los últimos tiempos. Una auténtica obra maestra.