Ecetia Labs: Crysis 2

En esta generación no dejan de llegar títulos de disparos en primera persona, las compañías han encontrado ahí un filón y lo están aprovechando bien, y además muchos de ellos tienen mucha calidad. Pero como ya he comentado otras veces, para destacar entre tantos juegos del mismo género hay que tener algo especial, ofrecer algo novedoso a los jugadores que no puedan encontrar en los demás títulos, y uno de esos juegos es Crysis 2.

El primer Crysis fue un juego que caló hondo entre los usuarios del PC, primero por ser un título bestial a nivel gráfico, que hasta hace bien poco ha sido considerado el referente de la plataforma desde que llegó al mercado en 2007, el juego que todos nombrábamos cuando queríamos hablar de los gráficos más potentes.

Por eso, ahora que apenas quedan semanas para que el primer juego de la saga llegue a las tiendas online de las consolas, me parece éste un momento estupendo para que hablemos del que sin duda es uno de los juegos del año, Crysis 2. Un título que no estuvo exento de polémicas en su lanzamiento, ya que las expectativas de los usuarios estaban altísimas y esperaban una nueva revolución gráfica.

Cosa que lógicamente no pudo ser, ya que la primera parte no vendió tanto como amortizar la creación de un motor gráfico que aprovechase las características de los ordenadores más punteros de la actualidad. Así, el objetivo se centró en mejorar el motor, para ofrecer novedades respecto a la primera entrega que además pudiesen ejecutarse en las consolas actuales. El título llegó en el mes de marzo a PC, Xbox 360 y PlayStation 3, y además posteriormente recibió una actualización para los compatibles que le permite aprovechar algunas de las características DirectX 11.

La historia del juego nos sitúa en la ciudad de Nueva York unos años después de los acontecimientos del título original. La ciudad se encuentra sumida en medio del caos, provocado por un virus que está atacando a la humanidad. Además, pronto comprobamos que unos alienígenas son los responsables de la destrucción que está sufriendo la gran manzana.

Nosotros tomamos el papel de Alcatraz, un soldado del ejercito americano que será el afortunado de recibir el nanotraje del propio Prophet, uno de los protagonistas del título original que a buen seguro recordarán aquellos que lo hayan jugado.

Me ha gustado

El nanotraje es el protagonista absoluto del juego, el que da la gracia, la variedad y la diversión a la jugabilidad por las múltiples posibilidades que nos ofrece. Para los que no sepáis como va, la llamativa armadura que lleva nuestro protagonista cuenta con distintos modos de funcionamiento.

Podemos activar el modo de camuflaje, con el que hacernos invisibles para pasar desapercibidos por el mapa; el modo blindado, que nos hace mucho más resistente a los ataques y disparos enemigos, para poder resistir cuando estemos descubiertos; contaremos también con varios modos de visión, entre otras características como la fuerza bruta o los súper saltos, que nos convierten en un arma muy peligrosa.

Nuestro objetivo será recorrer los niveles para llegar hasta el punto que nos marcan en cada capítulo de la campaña. Los escenarios no son tan gigantescos como en el Crysis original, pero aún así son de un tamaño considerable, ofreciendo varios caminos alternativos y varias estrategias de actuación que veremos con la vista táctica, para así poder afrontar cada situación de la forma que nosotros queramos.

Así, podemos salir con el traje blindado y machacar a nuestros contrarios como un súper soldado, camuflarnos para pasar inadvertidos, o estudiar los movimientos de los enemigos y las posibilidades que nos brinda el entorno para deshacernos de ellos más fácilmente. Otro punto de estrategia está en que la energía del traje es limitada, cuantas más características activemos más rápido disminuirá la misma, así que en un tiempo limitado nos veremos desprovistos de sus ventajas, y tendremos que esperar unos segundos a que ésta se recargue, así que tendremos que medir bien nuestros movimientos.

Además, podremos mejorar nuestras habilidades a medida que obtenemos unos objetos específicos que encontraremos por el mapa, y además podremos mejorar también nuestras armas, y las armas que nos encontramos, pudiendo adaptarla también a nuestro estilo, añadiendo silenciador, distintas miras o cargadores ampliados. El armamento es también variado, y encontraremos mucho arsenal y vehículos con los que machacar a nuestros contrarios.

Pero lo que más llama la atención de Crysis 2, nada más empezar la partida, es el excelso nivel gráfico que atesora, lo más potente que hemos podido ver en consolas hasta ahora, además es uno de los referentes en PC con permiso de The Witcher II. La iluminación es absolutamente fantástica, y la recreación de la ciudad, los grandes edificios que se derrumban ante nuestros ojos, y la cantidad de detalles que nos rodea es absolutamente abrumador. Realmente da la sensación de estar en medio de una gran ciudad como es Nueva York, aumentando así considerablemente la inmersión.

El sonido está también a la altura de las circunstancias, con una banda sonora que le da gran intensidad a las partidas, cuyo tema principal está compuesto por Hans Zimmer (The Dark Knight). Además, está completamente doblado al castellano.

Y como todo buen FPS de la generación, el título cuenta con un multijugador online muy divertido, que nos permite usar las bondades del traje para enfrentarnos a otros jugadores en diversos modos, en los que además iremos desbloqueando nuevas armas y demás.

No me ha gustado

Poco se puede criticar de este juego, pero si hay algo que no llegue al nivel de la primera entrega, eso es la inteligencia artificial de nuestros enemigos, que aunque cumple, es menos profunda, y se dan situaciones un tanto extrañas. Por ejemplo, hay soldados que nos verán en cuanto nos asomemos a varios metros de altura por encima suya. O enemigos que nos detectaran al dejarnos ver, estando ellos lejos y de espaldas. En fin, nada que sea demasiado molesto, pero sí que supone un paso atrás en este aspecto.

En definitiva

9

Crysis 2 es un juego que ha cumplido de forma sobresaliente el difícil papel de secuela largamente esperada, que además tenía puesta muchas miradas sobre él por ser el sucesor de un título referente del que se esperaba lo mejor. Gráficamente espectacular, misiones variadas con múltiples opciones de actuación y un multijugador muy completo son las grandes armas de uno de los mejores FPS del año y de la generación que no os podéis perder.