¡Nos callan con juegos gratis!

Hoy han salido a la luz dos nuevas incorporaciones al programa de embajadores que Nintendo se ha sacado de la manga para contentar a los primerizos compradores de su 3DS.

Para quien no esté al tanto, los de Kyoto regalarán 20 juegos descargables a quienes se hiciesen con la máquina antes de su inminente rebaja, de tal modo que se compensen los muchos dólares/euros de diferencia.

Hasta el momento habían trascendido los siguientes títulos de NES y Game Boy Advance, estos últimos exclusivos de la promoción: Super Mario Bros., Donkey Kong Jr., Balloon Fight, Ice Climber, The Legend of Zelda, Yoshi’s Island: Super Mario Advance 3, Mario Kart: Super Circuit, Metroid Fusion, WarioWare Inc.: Mega Microgame$ y Mario vs. Donkey Kong.

Hace unas horas conocíamos que Super Mario Advance 4: Super Mario Bros. 3 y Kirby & the Amazing Mirror se sumaban a la oferta, reavivándose la polémica de estos días.

¿Cuál? La del contento nimio, la del callar bocas con recompensas que a la compañía de turno cuestan poco o nada, más allá de los exagerados beneficios que pudiesen obtener por la venta de vetustos archivos jugables.

Ya vimos cómo Sony trató de contentar a 77 millones de usuarios regalando un par de juegos por consola, compensación absurda tras haber comprometido vitales datos personales entre los que no faltaron números de tarjetas bancarias.

Sea como fuere, el movimiento terminó contentando a los amantes de lo gratuito, sirviéndole a Sony para presumir de cifras de venta digitales de lo más abultadas (¿cómo no?). Dicho de otra manera, los usuarios terminamos pasando por el aro, conformándonos a la primera migaja que nos pusieron por delante, por eso Nintendo no ha dudado un momento en darnos de la misma medicina.

¿Lo volvemos a aceptar sin más? Que sí, que al fin y al cabo las compañías no están obligadas a regalarnos nada y que a caballo regalado no se le mira el diente, pero creo yo que cuando hay dinero de por medio la cosa cambia. Exigir compensaciones justas, equiparables al "daño" infligido, no sólo es correcto, también necesario.

Más que dos decenas de juegos descargables, yo demandaría dos títulos retail de Nintendo a obtener previa presentación del ticket de compra, algo que en efecto nunca ocurrirá, pero que sería del todo meritorio.

Pero dejemos atrás el tema de las recompensas, lo puramente económico, para hacer hincapié en la parte más moralina de la cuestión. ¿En serio creen que pueden dibujarnos una sonrisa y apagar la crispación con semejantes detallitos? No señores, si se ha hecho algo mal, se seguirá criticando con o sin juegos gratis de por medio y es vuestra responsabilidad el reconocerlo públicamente, no mediante notas de prensa repletas de optimismo.

Nintendo, como Sony en su día, ha cometido graves errores. Mal haríamos en enterrarlos mediáticamente cada vez que se dignen a habilitar descargas gratuitas en su servidores, algo que no les cuesta más de un click.