Fils-Aime: «No cometeremos los mismos errores de 3DS con Wii U»

Mañana es un día crucial para Nintendo. Todos en la sede de Kyoto deben estar mordiéndose las uñas, a la espera de ver cómo reacciona el mercado a una espectacular rebaja de precio que, para muchos, posiciona al sistema en el precio que siempre debió tener.

Sé de muchos que están esperando a esos $169€ como agua de mayo, pero son el resto, aquellos que ni siquiera se han planteado la adquisición, a los que Nintendo tendrá que convencer de que la suya es una portátil con futuro y por ende, de que el recorte no deja tras de sí una consola acabada o de segunda.

En una interesante entrevista a MTV Multiplayer, el propio Presidente de Nintendo América, Reggie Fils-Aime, ha profundizado en los errores cometidos durante estos primeros meses y cómo han aprendido de ellos para revitalizar la plataforma en primer lugar y no volverlos a cometer con Wii U a continuación.

Para Reggie, los grandes juegos que se avecinan serán la tabla salvavidas del sistema, reconociendo las carencias de su catálogo hasta la fecha:

Nintendo 3DS va a remontar, en primer lugar, gracias a sus exclusivas. Porque al final una plataforma tiene tanto éxito como cantidad y calidad su catálogo.

En este punto, con Starfox 64 3D, Super Mario 3D Land, Kid Icarus: Uprising, Luigi's Mansion 2 o Mario Kart 7, no tenemos más que darle la razón.

La segunda debilidad, dice el directivo, se debió a la ausencia de la eShop durante los primeros meses, retrasando la oferta digital:

Con el lanzamiento de la eShop, Nintendo Video y Netflix, hemos conseguido arreglar ese error.

Y aquí llega el momento de gloria, cuando Fils-Aime habla del recorte de precio e intenta justificarlo:

Este es un negocio de temporadas. Tenemos un periodo de lo más prometedor durante las próximas navidades y no queremos desperdiciarlo. Por eso hemos reducido el precio, para ajustar la ecuación calidad/precio y potenciar la accesibilidad del sistema.

Dicho de otro modo, que 3DS será, a partir de mañana, una máquina buena, bonita y barata.

Las correcciones aplicadas serán tenidas muy en cuenta con Wii U, asegura el mandamás, con lo que hemos de esperar un sobremesa no muy cara y lanzada con todos sus funcionalidades a pleno rendimiento, lo que pasa también por un catálogo lo suficientemente completo:

Con cada plataforma que lanzamos, analizamos extensamente qué funcionó y qué no, aplicando lo aprendido en futuros sistemas. Lo haremos el año que viene con Wii U, a la que nutriremos de una oferta digital y first-party lo suficientemente atractiva.

Esperemos que así sea, Nintendo no puede permitirse otro batacazo.