Mercenaries y su imborrable save game: ¿el Project $10 de Capcom?

Parece que fue ayer cuando arrancaba Diario de un Videojugador. No el blog, sino la sección ecética que durante muchas semanas me sirviese para ofrecer puntos de vista de lo más personal. Aquel primer artículo versaba precisamente sobre el Ten Dollar Project de Electronic Arts.

En resumidas cuentas, para quien no lo recuerde, fue el sistema por el que ésta pretendía frenar el mercado de la segunda mano. ¿Cómo? Concediendo un código al primer comprador con el que acceder a contenido adicional. Evidentemente, si ese juego se revende, el nuevo usuario no tendrá acceso al número de marras, de tal modo que tenga que pagar los correspondientes 10 dólares si quiere disfrutar de la experiencia completa.

Compañías como Ubisoft se interesaron también por el sistema, viéndolo una forma solvente de hacerse con parte de un mercado que controlan las tiendas en su práctica totalidad. Las protestas de los usuarios terminaron echándolo por tierra. Sólo era cuestión de tiempo que alguien retorciese la fórmula.

Ha sido Capcom, aunque ella lo niega. ¿Le damos el beneficio de la duda? Haya sido su intención o no, la imposibilidad de borrar partidas guardadas en Resident Evil 3D: Mercenaries, minimiza la posibilidad de que el juego llegue a las estanterías de segunda mano.

Ya os hablábamos el otro día de la polémica: el cartucho no nos deja empezar una nueva partida desde cero, por lo que si compramos el juego habiendo sido disfrutado ya por otro usuario, no tenemos más remedio que jugar en las condiciones en que éste lo abandonase.

Numerosos comercios no han tardado en reaccionar: Gamestop vetaba la recompra del juego hace unas horas, aunque finalmente ha retractado su decisión. HMV o EB Games, por su parte, se mantienen firmes: -Si no te gusta el juego, regálalo, nosotros no pensamos darte un céntimo por él. -han dicho a fin de cuentas.

Ahora es cuando toca preguntarse si este sistema se extenderá como la pólvora, de tal forma que las tiendas rechacen recomprar cada vez más y más títulos por la imposibilidad de comenzar las aventuras desde cero una vez han sido emprendidas. Imagináos un Metal Gear Solid 4 con una sóla ranura de salvado imborrable... de locos ¿verdad?.

Pues eso, que Capcom dice que no, pero yo pienso que han sido demasiado inteligentes y que su idea es pasto de la adopción descarada por parte de muchas otras editoras.