Las joyas de la abuela merecen una secuela: Episodio 0 – The Castles of Dr. Creep

Conozco muchos gamers, lo que no conozco son muchos gamers mayores que yo. Nací exactamente en 1970, en los albores de la informática lúdica. Justo un año antes del lanzamiento de Computer Space. Tuve la gran fortuna de vivir la historia completa de los videojuegos hasta el día de hoy desde adentro. He pasado veranos en la década de los 80 encerrado con amigos jugando al International Soccer de C64 o tratando de pasar ese nivel imposible de Manic Miner o Jet Set Willy. De hecho mi pseudónimo proviene de una partida de Ghostbusters de C64. Muchas son las joyas que me han quedado grabadas de esa época, joyas casi olvidadas si no fuera por la gran comunidad retro que está siempre activa en internet.

De esos juegos, quiero rescatar, lo que en mi humilde opinión, merecen ser reversionadas a estos tiempos, para que nuevas generaciones conozcan que títulos nos volaron la cabeza en su momento, y que, con una refrescada tecnológica, sigan demostrando que son tan buenos como lo eran en los albores de este maravilloso hobby que nos aúna.

Así que arrancamos esta nueva sección con el juego titulado:

The Castles of Dr. Creep - Broderbund - Commodore 64

Una de las primeras maravillas de Broderbund, uno de los primeros juegos cooperativos. Divertido como pocos, difícil como ninguno. Horas de devanarnos la cabeza con mis amigos tratando de encontrar la lógica para salir de cada castillo. Insultos e improperios cada vez que alguien erraba el paso y moría luego de horas para llegar a ese punto casi imposible de alcanzar. El juego destacaba por tener gráficos minimalistas, aún para un ordenador pero totalmente funcionales al juego, que consistía en tratar de escapar de un castillo lleno de trampas lógicas activadas por distintos botones, llaves y palancas que podían desde abrir una trampilla, lanzar un láser o soltar una momia, entre otras cosas.
La mejor manera de explicarlo, con un video:

¿Que posibilidades tiene el juego hoy en día?, inmensas. Es ideal para hacer un port a 3d al estilo Portal. El diseño original de niveles pareciera hecho por un genio matemático. Todos los niveles son un rompedero de cabezas, pero una vez sacados paren lo más tonto del mundo, atributo que solo tienen los mejores puzzles. Planteamientos sencillos, soluciones simples pero que te hacen usar la cabeza hasta hervir. Hay un proyecto open source para hacer una remake llamado con mucho acierto The Castles of Dr. Creep Revisited que tiene cierto avance pero al que le falta bastante, pero no es más que la adaptación del juego original a PC, no es un remake o una secuela. Me encantaría ver una verdadera secuela, en manos de una empresa como Ubisoft que tan buen trabajo han hecho con ese otro gran producto de Broderbund, The Prince of Persia.