2010 fue occidental según las preferencias de los desarrolladores nipones

Una encuesta a los principales desarrolladores nipones ha terminado por confirmar lo que llevo largo tiempo diciendo: estos nipones están absolutamente quemados, estancados, hartos de que sus compañías les obliguen a perpetuar sagas de éxito comercial. Las pocas ideas que se les ocurren son desechadas por las editoras mientras los estudios occidentales acrecientan su ya importante ventaja.

La encuesta preguntó por los mejores títulos de 2010 y la respuesta fue unánime, repartiéndose Heavy Rain y Red Dead Redemption todas las menciones.

El thriller de Quantic Dream quedó en primer posición, seguido muy de cerca por el western de Rockstar que ha sido escogido por grandes como Jun Takeuchi, Goichi Suda, Hideo Kojima y Yousuke Hayashi.

Entre el resto de juegos, casi todos occidentales: Limbo, Alan Wake, Infinity Blade, Call of Duty: Black Ops... los programadores japoneses necesitan un buen chute de autoestima.

Los juegos nipones escogidos han sido Monster Hunter Portable 3rd, Vanquish y curiosamente el desapercibido por estos lares Nïer. También sorprende que grandes como Super Mario Galaxy 2, Pokémon Black and White o Metal Gear Solid Peace Walker se hayan ido casi de vacío de esta virtual entrega de premios.