Las navidades serán de Kinect según los analistas

Parece que el lanzamiento de Kinect está siendo de lo más exitoso pero claro, tratándose de un nuevo producto no podemos arriesgarnos a predecirle un optimista futuro comercial por muy largas que fuesen las colas. Los expertos, sin embargo, nos animan a confiar en la viabilidad de tan innovadora propuesta. Tanto es así que esperan unas navidades dominadas enteramente por la cámara de Microsoft, que podría dar un importante empujón a las ventas de Xbox 360 y atraer a una masa casual que refuerce la ya de por sí extensa población hardcore del sistema.

Billy Pidgeon (M2 Research) así lo ha explicado a Industry Gamers, desvelando además que las reservas de Kinect fueron tan numerosas que muchos distribuidores se vieron obligados a caparlas:

Creo que Microsoft venderá tantos Kinect como pueda producir y distribuir durante las navidades. Si cinco millones de Kinect están disponibles en los comercios norteamericanos y europeos, cinco millones se venderán.

El número de reservas fue tal que muchos tuvieron que limitarlas para evitar quedarse sin stock.

Kinect va a potenciar las ventas de Xbox 360, aunque creo que la mitad de cámaras serán adquiridas por usuarios preexistentes. Un recorte en el precio de Xbox 360 aceleraría la penetración de Kinect hasta el punto que Microsoft podría añadir una gran base de usuarios casuales a su extenso total hardcore.

Básicamente: Microsoft va a venderlo todo y Kinect podría ser la mejor estrategia comercial que los de Redmond hubiesen emprendido en toda la trayectoria de Xbox. No pinta mal la cosa, no.

A ver cómo se comportan las cifras con el inminente lanzamiento europeo, para el que quedan apenas unas horas...