Vuelve Ryo Hazuki… pero no como esperábamos

Lo decía en Twitter: un día con noticias sobre Shenmue es un día feliz. En cuanto me he enterado de que un nuevo juego de la saga estaba gestándose, mi corazón ha dado un inevitable brinco, sobresalto que ha durado poco. Lo justo en que he terminado de leer el titular de Kotaku.

No, Shenmue 3 no es una realidad para nuestra desgracia, pero al menos se aproxima una nueva instancia interactiva en la franquicia, que no es poco. El juego se denomina Shenmue Town y será lanzado para los télefonos móviles japoneses en el marco de Mobage-town, popular red social móvil que también acogerá una versión de la afamada serie Persona: Persona 3 Social.

Los responsables del comunicado de prensa coquetean con la idea de que éste será el "tercer juego de Shenmue" pero seríamos demasiado inocentes si esperásemos que un título de estas características ponga fin a una saga que durante muchos años se coronó como la más cara en producción en la historia del videojuego.

No han trascendido más detalles y tal vez sea mejor así: podrían ponernos los dientes largos, máxime cuando seguramente nunca disfrutemos de este "juego" en occidente.

Lo positivo es que poco a poco Ryo Hazuki vuelve a estar en boca de todos, ya sea con su incorporación a la parrilla de salida de Sonic & Sega All Stars Racing o las insinuaciones de Sega, que parece dispuesta a resucitar Shenmue como exclusiva al mejor postor.

La esperanza es lo último que se pierde, dicen. En mi caso el dicho es más nocivo que otra cosa, porque cuanto más dejemos crecer dichas esperanzas, más duro será el golpe al vernos dentro de diez años tal y como estamos hoy: sin Shenmue 3, aún acompañados de ese desagradable vacío interior que nos dejó el abiertísimo final de su segunda parte.