Sony y su cruzada contra la distribución digital

De un tiempo a esta parte la mayoría de profesionales del sector ha venido mostrando un marcado optimismo hacia el triunfo de lo digital frente al formato físico, que más tarde que temprano podría acabar desapareciendo. Sin embargo en Sony parecen negarse a seguir la tendencia aferrándose con todas sus fuerzas al "package". No es de extrañar, todos sabemos que el éxito del Blu-ray es esencial para el devenir de la compañía.

Ya dejó constancia de ello hace unos días Rob Dyer, de Sony Computer Entertainment América, quien se mostró en contra de la proliferación del DLC al tiempo que pedía ''más contenidos en el disco":

De esta manera el 100 por cien de los usuarios van a poder acceder a estos contenidos. ¿Qué porcentaje de usuarios tenemos conectado actualmente? ¿un 70 por ciento? 73, creo. Microsoft algo muy similar... todavía hay un número muy significativo de jugadores que no son capaces de conectarse por carencia de banda ancha.

Quiero más contenidos en el disco, de esta manera todos los usuarios tienen acceso a todo el contenido. Sí, puedes hablarme de como el DLC es importante para ayudar a limitar el negocio de los juegos usados haciendo que el jugador conserve el título adquirido. Estoy de acuerdo también pero lo quiero dentro del disco para que el 100% pueda jugarlo.

Y a la división americana se suma la europea en boca de su presidente, Andrew House, que ha dejado claro el compromiso de la compañía con el usuario a la hora de "darle a elegir" entre discos y descargas, lo que demuestra la reticencia de Sony a dar por sentado el triunfo de la segunda opción:

El contenido en soporte físico es aún el que más atrae al consumidor, al que éste está más acostumbrado. Sin embargo ha habido un cambio actitudinal y tecnológico que está haciendo de la distribución digital algo cada vez más atractivo y factible.

Es nuestro trabajo asegurarnos de que los consumidores tienen elección entre las dos opciones posibles. Cómo evolucionará este campo es algo que no puedo predecir en este momento ya que todo depende de factores ajenos a nuestro control como las velocidades de la banda ancha.

House recalcó también su compromiso con la oferta digital de PSP prometiendo más títulos en dicho formato para la portátil.

Parece claro que Sony es la única que piensa seguir jugando a dos bandos durante mucho más tiempo que el resto: por un lado se resiste a dar por perdida su batalla por la implantación del Blu-ray como formato estándar de películas y juegos y por otro confía en el triunfo de los contenidos digitales en los dispositivos portátiles.

Ahora bien, teniendo en cuenta que el Blu-ray no termina de cuajar comercialmente y que PSP Go ha sido un fracaso rotundo, no podemos evitar pregutarnos si este doble juego no terminará siendo más perjudicial que beneficioso para la compañía.