Un Big Daddy para comérselo

Los Big Daddy son toda una fuente de inspiración para los frikis-artistas de todo el mundo. Y es que ciertamente, la importancia que tienen en el desarrollo de Bioschok es fundamental. Esas grandes moles, lentas y pesadas; que protegen a las deseadas Little Sister.

Mi compañera Paola ya nos trajo hace unas semanas un Big Daddy hecho de croachet y hoy os traigo uno hecho de comida. Se trata concretamente de un bento, una comida típica japonesa que normalmente se prepara para llevar. A veces se opta por darle alguna forma reconocible. Si queréis saber cómo se ha hecho este concretamente, podéis leerlo en la entrada correspondiente de su cocinera.

Como la creadora de esta deliciosa comida, mi primer juego para Xbox 360 también fue Bioshock. ¡Qué juegazo! Ya sabéis que la segunda parte ha salido hace muy poco, os recomiendo que leáis el análisis que ha hecho mi compañero José Carlos.