Hipertextual Labs: Plants VS Zombies

Los zombies son uno de esos elementos clásicos en los videojuegos que nos encantan. Hay muchísimos juegos que usan a estos descarnados personajes para atraernos a base de permitirnos darles caña de todas las maneras posibles. Y la verdad es que yo he tenido la oportunidad de terminar con ellos con armas de todas clases, que si con escopetas, con bates, con rifles, con metralletas, en fin, lo que nunca se me habría ocurrido es que podría destruirlos con plantas. Pero es justamente eso lo que vas a hacer con el divertidísimo juego de PopCap Games que he tenido la oportunidad de probar en su versión para iPhone/iPod touch.

La historia es sencillita, no esperen encontrarse mayor profundidad que la de una horda de zombies con ganas de comerte el cerebro que ha acampado en las afueras de tu hogar. Afortunadamente para ti, cuentas con una línea de defensa bastante buena, ¡tu jardín! y está lleno de plantas que a parte de alegrar tus mañanas tienen una fuerza destructora que te vendrá bastante bien.

Comenzarás el juego con un jardín de 5 por nueve cuadros de espacio para defenderte de la marabunta de zombies que, afortunadamente, no han evolucionado en cuanto a inteligencia desde la última vez que los vimos, así que caminaran siempre rectos y no cambiaran de línea para esquivar tus ataques. Eso sí, en un principio tu arsenal de plantas será limitado que el arte de la jardinería se aprende con el tiempo.

Lo que me gustó

El juego es muy fácil de entender y la curva de aprendizaje es prácticamente nula. Vamos, que le pondrás las manos encima y sabrás que hacer de inmediato, porque el juego es muy accesible. Una vez en tu jardín deberás empezar a plantar y bastará con tocar en la pantalla la planta que quieras elegir y luego volver a tocar el lugar donde quieres posicionarla. Tan fácil como eso.

Por supuesto nada en este mundo es gratuito y, en este caso, más que dinero te costará sol que ya sabemos que sin sus rayos no hay fotosíntesis. Si es de día contaremos con "soles" de regalo que literalmente nos caerán del cielo y que deberemos tocar para recolectar. Pero también hay plantas específicas (girasoles y hongos) que nos servirán para recolectar soles extras.

Una de las cosas que hacen más ameno el juego es la completísima variedad de plantas con la que llegaremos a contar. Empezamos con cosas simples, como una que lanza chicharos (guisantes), otra que es una papa que explota y un más que hace de "pared" entre tus otras plantas y los come cerebros. Pero a medida que avances en el juego vas consiguiendo muchas más y de todo tipo. Que si una planta carnívora que devora zombies de un solo bocado pero es vulnerable mientras mastica, que si una planta acuática que sumerge a los enemigos, o una variedad bien grande de hongos. En fin que por armas no te preocupes que tendrás a tutiplen.

Eso sí, cada planta tiene un tiempo de carga, es decir que una vez que la plantes a parte de pagar el coste en "soles" tendrás que esperar cierto tiempo, que dependerá del tipo de planta, para volver a sembrar una de la misma especie. Y por supuesto no podrás llevarte tu arsenal completo a todas las batallas, sino que deberás elegir 5 plantas en cada ocasión (aunque a medida que avanzas podrás conseguir más huecos para agregar más plantas a las batallas).

Otra cosa genial son los zombies y es que los hay de todos tipos, y me encanta de que el diseño sencillo sea totalmente resultón y te haga reír tanto. Por que tus enemigos tienen también una gran variedad de formas y hasta tamaños. Los hay rápidos, fuertes, con protecciones, y hasta deportistas (hay uno que utiliza una especie de garrocha para saltar tus plantas). Y muy acorde a su comportamiento habitual, llegarán en oleadas dispuestos a comerse todo lo que se encuentren por el camino.

El juego está aderezado con mini juegos, y antes de que les den espasmos y pongan cara de asco, tengo que decirles que estos están muy bien implementados y refrescan el juego. Están insertos entre un nivel y otro y te dan un tiempo de descanso y diversión que viene bastante bien. Por ejemplo, podremos jugar a los bolos y derribar zombies, o una variación de ese clásico juego de darle un martillazo a todo lo que asome la cabeza.

Algo que me encantó fue la inclusión de una especie de enciclopedia en la que puedes leer la descripción de todas las plantas y zombies. Soy una fanática de ese tipo de cosas (vamos la típica que se leyó todos libros que se encontró en Oblivion). Y está gana puntos dobles por lo graciosas que son las descripciones.

Por último la variación entre escenarios diurnos y nocturnos amenizan la acción y es que tu estrategia tendrá que ser totalmente diferente porque hay plantas que solo podrás usar de noche, y en la oscuridad no hay sol que te regale sus rayos, así que tocará conseguirlos a base de girasoles y hongos.

Lo que no me gustó

Solo le puedo encontrar un punto negativo al juego, no está en español. A pesar de lo cual es bastante entendible y como no hay mucha historia no te causará demasiados problemas. Pero es un detallito que le baja unos cuantos puntos.

En Conclusión

9.5/10

Plants vs Zombies es un juegazo así de claro se los digo, refresca el género del defense tower y le agrega un toque cómico y original que te mantendrá pegado a tu pantalla. Es perfectamente rejugable así que probablemente te lo pases más de una vez o siempre podrás perder algunos minutos de tu tiempo jugando en modo quick play. Y por si todo lo antes dicho no te convenciera cuesta tan solo 2.39 euros, en pocas palabras no te lo puedes perder de lo mejor que he tenido la oportunidad de probar en iPhone/iPod touch
.